Mis mascotas

09dic 12

Un listado de buenos propósitos…

Podríamos decir que un perro esta educado cuando respeta perfectamente el espacio de sus dueños. Lo que puede suceder muchas veces es que nosotros no sepamos delimitar ese espacio correctamente y no sepamos ponerle limites a nuestro perro. A continuación os dejo escrito una lista de buenos propósitos que nos ayudaran a saber ponerle limites a nuestro perro.

 

– El lugar adecuado para comer de un perro no debe ser el mismo que el nuestro, por lo tanto sera totalmente desaconsejable darle de comer en la mesa.

– El lugar de descanso de nuestro perro debe ser un sitio cómodo pero no elevado, por lo que un perro durmiendo en nuestro sofá tampoco sera una practica adecuada.

– Al igual que no comeríamos en el baño, no debemos poner la comida cerca del  lugar de descanso de nuestro perro o en el caso de los cachorros cerca de donde hacen sus necesidades.

– Los perros sean del tamaño que sean no deben hacer sus necesidades dentro del hogar exceptuando cachorros hasta que se les hayan puesto todas las vacunas.

–  Los gruñidos y los ladridos deben ser  para avisarnos de algún peligro, en ningún caso deben formar parte de la forma de comunicar de nuestro perro.

– Los perros sean del tamaño que sean tampoco deben saludar de una forma muy efusiva o saltando a la cara, deberemos propiciar bienvenidas llenas de alegría pero controladas.

– Un perro no es un juguete aunque sea infinitamente gracioso ver a nuestro hijo tirarle del rabo o de las orejas son cosas que debemos evitar, enseñando a nuestro hijo a  jugar con su perro de otra manera.

– En casa no deben adueñarse de  un objeto sin que podamos intervenir, evitaremos esto, no ofreciéndole juguetes que parezcan o sean cosas nuestras, reprimiendo la conducta cuando sea necesario  y evitando juegos que propicien  la territorialidad.

– Los perros oyen, ven y olfatean mucho mejor que nosotros, por lo tanto no es necesario  gritar para corregirlos y es totalmente necesario ejercitar sus sentidos de una forma divertida y amena.

La compañía de un animal puede resultar una experiencia de lo mas gratificante, especial y única si somos responsables en nuestras practicas y respetamos ciertas normas de convivencia.

Tengamos presente siempre que un perro sera nuestro fiel compañero durante toda su vida y depende de nosotros que este vinculo sea totalmente satisfactorio para ambos.

Gracias por leerme, un saludo.

 

Puedes visitar mi facebook acepta.taa o escribir un correo a acepta.taa@gmail.com regaño y solicitarnos información sobre adiestramiento o terapia con animales. Un saludo.

Etiquetas: , , , ,

5 comentarios

  1. […] con todos vosotros, los amantes de los animales y de los perros en concreto, los métodos de educación, juegos, mimos, etc, que voy poniendo en práctica. Dexter no es un perrito sano completamente, […]

    Responder
  2. […] Además acostumbrar a nuestro perro a la comida “para humanos” descuida su dieta porque es mucho mas sabrosa y pueden rechazar la suya. Además, debemos tener en cuenta la cantidad que debemos darle, los horarios y el lugar donde debe comer. Nuestro perro, no debe comer en el mismo sitio que nosotros. Por mucho que deseemos tenerlo cerca, tiene que saber que nuestro sitio no es el suyo y debe tener su cuenco y su comida a parte. Esto es una cuestión de disciplina principalmente. […]

    Responder
  3. olallamar76

    Hola,
    Yo también tengo un blog aquí http://mascotas.hola.com/lasaventurasdekitty/
    La verdad es que malcriamos a nuestro perro, dejándole dormir con nosotros o dándole comida.

    Un saludo

    Responder
    • No es solo cuestion de malcriar…ese para mi seria un concepto tal vez demasiado humanizado, lo correcto es estipular normas de convivencia claras, para que tanto el animal como la persona se encuentren bien. Yo mantengo una relación muy estrecha con mi perro, esto no quiere decir que el no tenga claro que en el nucleo familiar donde vive, el, tiene ciertas cosas totalmente prohibidas, hasta el punto de haberlas omitido de su comportamiento instintivo. Esto se consigue con trabajo y dedicacion pero sin olvidar en ningun momento las necesidades de nuestro perro.Creo que encontrar el equilibrio y colocar a nuestro perro en su sitio evita problemas conductuales y futuros abandonos. Gracias por leerme, pasare por tu blog.

      Responder

Deja un comentario

*