El coste de adoptar

Por Cristina Falkenberg

Fotografía Evaldés

Todas las fotografías son de animales adoptados a través de Protectora de Marina Alta

A veces nos preguntamos por qué una adopción lleva un precio y qué es lo que uno está pagando exactamente.

Bien pues toda adopción lleva un precio, que se paga por el servicio de organizar la adopción.

En general las Protectoras tienen diversas fuentes de ingresos. Las más importantes suelen ser:

  • Cuotas de sus asociados y donativos que puedan recibir
  • Subvenciones o pagos desde el Ayuntamiento si tienen asignado el servicio de recogida de animales en el municipio
  • Ingresos de sus actividades económicas, principalmente las adopciones

Los gastos variarán de una Protectora a otra, según esté organizada: no es lo mismo tener personal empleado, unas grandes instalaciones con muchos animales y medios de transporte propios, a ser una protectora pequeña, sin empleados, sólo con casas de acogida y donde cada uno usa su coche para llevar a los peludos al veterinario.

Hay sin embargo una serie de gastos que son ineludibles en todas las Protectoras y que se repercuten al adoptante. Los más importantes son:

1. La revisión veterinaria, mirando bien ojos, oídos, órganos vitales…

2. Los tests por las enfermedades más comunes. En protectora de Marina Alta a los perritos se los revisa de erlichia, anaplasma, leishmania, enfermedad de Lyme, filaria, parvovirus y coronavirus. Este es el panel estándar. Los gatitos se testan de PIF, leucemia, calicivirus e inmunodeficiencia.

3. Desparasitar, interno y externo y mantener al animal desparasitado desde que entra en la Protectora;

4. Vacunas, chip y pasaporte: lo normal en primovacunación son dos vacunas heptavalentes y dos de la rabia, con una diferencia de un mes entre la primera dosis y la segunda de una misma vacuna. A partir de ahí la vacunación es anual.

5. Esterilizar, a ser posible sin puntos ni collarín, usando sutura intradérmica. Es más trabajoso porque apenas se le hace al animal una pequeña incisión, pero es mucho más cómodo para él.

6. Peluquería y mantener al animal siempre limpio: en protectora de Marina Alta se peinan a diario y se les baña a todos semanalmente. Además se revisan uñas, patas, ojos y oídos. De vez en cuando es además necesaria una limpieza de boca, que lleva a cabo siempre un veterinario.

7. Transporte desde el lugar del rescate hasta su casa de acogida, además de los diversos viajes al veterinario, a la peluquería, a que le conozcan sus potenciales adoptantes, etc;

8. Comida, que debe ser siempre la adecuada al animal, a su raza, tamaño, edad, condiciones físicas (esterilizado o no; con alguna dolencia a tratar, etc.) El pienso debe además elegirse teniendo en cuenta el estilo de vida del animal: no es lo mismo un perrito que vive en un jardín, haciendo ejercicio buena parte de la jornada que un perrito que vive en un piso y su mayor ejercicio son los tres paseos diarios de rigor.

Estos son gastos que tiene toda Protectora siempre y que explican por qué las adopciones lleven un precio.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*