Viajar en coche (y II)

 

Por Cristina Falkenberg – Fotografías Evaldés

Todas las fotografías son de animales adoptados a través de Protectora de Marina Alta (si bien en este post la perrita negra, Luna, se adoptó a través de otra protectora y la fotografía es de Rose, su nueva mami)

La semana pasada dijimos que para viajar en coche con nuestras mascotas era necesario un cierto equipo, dependiendo del viaje que se vaya a hacer.

Seguridad en caso de accidente

La seguridad exige dos cosas: la primera de ellas que el animal no cause un accidente y la segunda que en caso de que ocurra uno, el daño que pueda sufrir sea el mínimo posible.

Los animales pueden asustarse por las cosas más imprevisibles, y esto quiere decir que nuestra mascota deberá viajar de modo que no pueda acabar sobre el conductor, impidiéndole la visibilidad y libertad de movimientos indispensables para controlar el vehículo.

Si los animales viajan en transportines no hay problema pero si viajan sueltos, o bien están muy bien sujetos o debe colocarse un separador entre la zona donde viaja el animal y la fila del conductor.

Las redes flexibles son más económicas pero no son las mejores: los separadores rígidos son mucho más seguros. Éstos se pueden colocar y retirar sin necesidad de ninguna instalación previa y son los más recomendables.

Formas de sujetar al animal

En caso de accidente el animal podrá sufrir los mismos daños que una persona. ¿Llevaríamos suelto un bebé o un niño? No, le llevaríamos con una silla adecuada a su tamaño.

Pues lo mismo vale para los animales, pues las leyes físicas en caso de impacto o un frenazo son las mismas. El problema es que los cinturones de seguridad de los coches están pensados para personas, por lo que habremos de equiparnos con algo adecuado para nuestro amigo peludo.

Existen unos prácticos arneses para viajar en coche que tienen una pieza que se engancha como un cinturón de seguridad. Luego se quita y al arnés sirve como uno normal.

Hay arneses para perros y para gatos, pero en Protectora de Marina Alta os recordamos que los gatos son expertos en zafarse de todo lo que no les apetece llevar puesto.

También existen unos cinturones de seguridad especiales para perros. Arneses y cinturones son artículos económicos que pueden salvar la vida de tu mascota.

En el caso de los animales más pequeños recomendamos sin embargo que vayan en su transportín, con la portezuela de rejilla correctamente cerrada. La manera más segura de llevarlos es en el suelo del coche, ajustándolo con el asiento para que no se mueva.

Si no cupiese, deberemos ingeniárnoslas para sujetar el transportín al vehículo, de modo que en caso de impacto o incluso un simple frenazo no se desplace, porque producirá a nuestra mascota un doble golpe.

Además de estas recomendaciones en Protectora de Marina Alta os recordamos que a veces nosotros iremos muy cómodos… ¿pero los demás pasajeros van bien? Recuerda que ellos no pueden decir si el sol les está dando de plano atrás.

Unas sombrillas y una manta para animales que vayan sueltos evitando llenar todo de pelo son dos artículos económicos y muy prácticos.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*