Mis mascotas

30ago 13

Mitos y leyendas

Galgos

Os confieso que, cuando decidí que quería adoptar un galgo, estaba llena de dudas por todo lo que habitualmente se escucha acerca de esta raza: que son cazadores y, como tales, muy inquietos y nerviosos; que es el segundo animal más veloz del planeta y, como tal, necesita correr y grandes espacios; que son tímidos y poco sociables…

Pues bien, mi angelical Greta (de la que ya os hablé en mi entrada del pasado 30 de junio) lleva cinco años en casa desmontando mitos. Pero ¿quiénes somos Greta y yo para convenceros de nada? Así que he buscado opiniones más versadas que la mía y he encontrado unas declaraciones de Cristina García, presidenta de la asociación Galgos sin Fronteras, que reflejan con gran exactitud cómo son en realidad estos bellísimos animales.

«Los galgos son perros nobles, cariñosos, hogareños y tranquilos. […] No necesitan hacer mucho ejercicio, ni vivir en el campo. Se acomodan perfectamente a la vida en un piso, porque además de apacibles son muy dormilones. […] Son perros resistentes, muy adaptables y resultan ser unos estupendos compañeros. […] Su pelo corto no necesita de grandes cuidados para lucir siempre impecable y se acostumbran a cualquier clima. Son fieles y dulces. […] La mirada de un galgo es única, porque transmite paz y amor».

Y, para terminar, una curiosidad: en Alemania, donde el galgo es respetado y apreciado, los llaman gatos grandes, por su porte elegante, sus lentos movimientos y su gusto por dormir.

Deja un comentario

*

Etiquetas