Mis mascotas

30jun 13

Y llegó un ángel

03

Este verano hará cinco años que tomé la decisión de adoptar un galgo, porque estaba –y estoy– absolutamente sensibilizada por las incesantes e impunes canalladas de las que son objeto. Cuando me puse en contacto con el albergue, no quise elegir: «Dadme aquel que vosotros consideréis que necesita una familia con más urgencia» Y así fue como nos llegó un ángel a casa: Greta.

Trepidaba como una hoja. Cuando llegamos a casa, con las patitas aún temblorosas, se escondió en el rellano de la escalera y allí pasó más de cuarenta y ocho horas: sin comer, pese a que le subíamos la comida; sin beber, pese a que le subíamos el agua; sin hacer pis… Hasta que, animada por sus hermanos Luis y Rita, bajó.

Greta siempre estaba amedrentada y tensa, así que inventé la terapia del mimo: me tumbaba en el sofá, mientras ella permanecía de pie, agarrotada, y empezaba a acariciarle la tripilla, su prominente pecho, sus flacas patitas, esa papada tan blandita… Y le susurraba bajito: «Pero, ¡qué bonita es mi perra!… ¿Quién quiere a Greta, quién?… ¡Qué buena es mi Greta!…» Así, todo el tiempo que fuese necesario, hasta que ella, por fin confiada, se dejaba caer a mi lado. Entonces, le daba uno y mil besos: «¡Muy bien, Greta!… ¡Muy bien!».

Nuestra Greta aún conserva algunas angustias que algún desalmado grabó a golpes en su memoria, pero es una perra plenamente feliz. Aunque no sé si más que nosotros por tener un ángel en casa.

6 comentarios

  1. Que ternura. Ojalá hubiera mil personas como tu.

    Responder
  2. Dejando a parte a los desalmados que hacen cosas inimaginables, hay quien dice que los galgos no son bonitos. ¿Qué no lo son? Su cuerpo estilizado aparentemente frágil, su cráneo pequeño, su larga cola, su modo de andar, todas sus características físicas hacen de ellos seres extraordinariamente bellos y elegantes y, por encima de todo esto, la bondad que sus extraordinarios ojos reflejan nos hablan de su mejor atributo.
    Felicidades, Acacia.
    Felicidades, Greta.

    Responder
  3. Son angeles que flotan entre las nubes de la sesibilidad y la ternura,gracias por dejarnos que disfrutemos de ellos

    Responder
  4. Conozco a varios animales maltratrados que después (del maltrato o abandono) fueron acogidos por gente “normal”, y siempre la terapia (de cariño) ha funcionado muy bien. Esto es mucho más de lo que ocurre con muchas personas.

    Responder
  5. Que bonita historia. y Gracias por ser tu tambien en un angel en su vida.

    Responder
  6. a esta hora en mexico se esta llevando a cabo un tweeter en contra de tiendas de venta de mascotas. El #CerremosMaskotasMexico

    Responder

Deja un comentario

*

Etiquetas