Eligiendo dónde bañar a nuestros perros

dog-237192_1280

Aunque con este frío nos de pena bañarlos, es algo que no debemos dejar de hacer para no perder las rutinas básicas de higiene de nuestros perros.

Como yo tengo dos perros que realizan actividades fuera de lo que es “ser perro de casa” suelo bañarlos más a menudo de lo normal… Una vez cada tres semanas. Los otros dos, cada dos meses o según se ensucien, ya que como tenemos la suerte de vivir cerca del campo pues… ¡¡Se guarrean bastante!!

No obstante, mientras se utilicen productos específicos para ellos, formulados para el PH de su piel, podemos bañarlos tan a menudo comos sea necesario, salvo que por problemas de piel nuestro veterinario nos recomiende lo contrario.

Vale, vamos a bañar a nuestro perro ¿dónde lo hacemos?
Podemos hacerlo en casa si nuestro perro es pequeño, pero yo siempre que puedo opto por la peluquería, ya que son mucho más rápidos que yo, tienen espacio para ellos y… Me quito de tener que luchar con Lost y sus casi 50 kilos de peso.

Pero ¿vale cualquier peluquería canina?
Bajo mi opinión NO. Por desgracia en este colectivo (como en otros muchos), hay centros en los que lo que menos importa es el animal primando el volumen de trabajo. Por ello os voy a dar las claves para encontrar una peluquería canina donde traten con el respeto que se merece a nuestros amigos peludos:

- Debe ser un sitio limpio (sé que no hace falta pero por si acaso, esta bien tener acceso a las instalaciones y ver que el material y demás está correctamente higienizado).
- No debe haber ruidos extremos. El baño y el manipulado por un desconocido ya es bastante estresante como para escuchar una radio a toda potencia, ladridos, ruidos de la calle, etc.
- Nada de jaulas ¿qué pensarías si vas a la pelu sin preguntarte y después de todo lo que has pasado te encerrasen en un habitáculo? No volverías, pues… ¡¡A empatizar con nuestros peludos!!
- Nada de prisas. Cada perro es un mundo, por ello el peluquero no puede asegurarnos que nuestro perro va a estar en x minutos. Personalmente prefiero que tarde más si alguno de mis perros se estresa a que la experiencia sea nefasta para ellos.
- No más de un perro por vez. Es decir, si yo tengo 4 perros, pues que estén los 4, pero no el perro de la vecina ni perros desconocidos que puedan estresar más a los míos o provocar una situación violenta.

¿Qué os parece? ¿Soy acaso muy exigente?
Seguro que muchos pensaréis que lo que pido es casi una utopía pero… Por suerte, cada vez más centros apuestan por este tipo de peluquería canina en positivo donde prima el bienestar del animal. Son peluquerías caninas de bajo estrés, en Madrid ya hay dos centros que lo ofrecen, así como en Barcelona.

Para mí son un ejemplo de cómo deberían ser todas las peluquerías caninas del mundo.

¿Cómo es la de vuestros perros?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*