Mis mascotas

16ene 16

Mi visita al Bioparc de Valencia

Mi visita al Bioparc de Valencia

Hace pocos días decidí acudir al Bioparc de Valencia con mis pequeños, y la experiencia realmente me ha motivado a escribir un artículo al respecto. Hoy en día (mis hijos no son la excepción), los celulares y las tabletas acaparan cada vez más la vida de estos pequeñines, y por eso creo que este tipo de actividades, donde ellos pueden entrar en contacto con la naturaleza y los animales, resulta más que provechosa. Incluso para mí.

Sin más demora, paso a comentar como tuve la suerte de vivir una jornada emocionante en este zoológico. El Bioparc de Valencia consta de 200 kilómetros cuadrados de pura naturaleza, y dentro de tanta extensión, es un lujo ver cómo habitan en él más de 150 especies diferentes de animales que hacen un total de 3000 ejemplares.

Flora y fauna de África

El parque recrea gran parte de la flora y fauna africana, sin embargo, lo mejor de todo es el concepto de zoo-inmersión que pone al visitante en contacto directo con los animales. En otras palabras, nada de verjas ni jaulas, algo realmente novedoso al menos para mí y por supuesto, para mis niños que han quedado encantados con la experiencia.

Si desean otros datos, les comento que fue inaugurado en el año 2008 y se encuentra gestionado por Rain Forest Valencia S.A, aunque la propiedad pertenece al ayuntamiento de Valencia. El Bioparc goza del clima bondadoso del Mediterráneo, y más específicamente se encuentra situado en el Jardín del Turia, donde además, y si el tiempo lo permite, vale la pena visitar además L’Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Entrada del parque

Al entrar al Bioparc, lo primero que veremos serán las taquillas, el aula taller y la tienda principal. La pasarela inicial representa el comienza de la travesía, aunque recomiendo no saltarse la visita al cine del parque, pues en él nos comentan a través de un vídeo todo lo concerniente a la construcción del recinto y sus propósitos de conservar el medio ambiente.

Pude conocer además que el parque se divide en cuatro zonas o biomas (para quien como yo le resulte nueva la palabra, significa conjunto de ecosistemas). Estos son: sabana húmeda, sabana seca, bosque ecuatorial y Madagascar.

Hablando de entradas, yo os recomiendo que las adquiráis antes de ir en Tixalia, portal de entradas online. Yo he ido ya varias veces y las compro siempre allí. La primera vez no lo hice y me dijeron que en taquilla son más caras. Y efectivamente, así es. Puedes encontrar precios mejores, ya sea comprando entradas sueltas o comprando entradas 2×1, pases de temporada reducidos, etc.

Ecosistemas del Bioparc

El orden en que visitemos estas regiones no tiene importancia, si elegimos el bosque ecuatorial podremos disfrutar de la presencia de hipopótamos pigmeos, leopardos y bongos, además de una extensa selección de gorilas y chimpancés. A mis pequeños les han encantado los cocodrilos y las pitones, y aprovecho para recomendar que lleven el celular listo para repletarlo de fotos pues no existirá un rincón del parque que no quieran retratar.

Al llegar a nuestra próxima parada, la isla de Madagascar, nos topamos nuevamente con un sinfín de especies endémicas como fosas, flamencos y los simpáticos lémures. El parque alberga más de seis especies diferentes de lémures, y por lo que pude conocer, se trata del único lugar de Europa donde convergen tantos animales de este tipo.

Ecosistema de la sabana

En cuanto a la región de las sabanas, la parte seca me encantó por sus elefantes, sus leones, sus jirafas y sus cebras. Es increíble cómo hasta los árboles y arbustos del lugar responden con fidelidad al panorama africano. La parte húmeda cuenta con suricatos, peces de colores que ornamentan sus lagos y hasta un grupo de dromedarios que vale la pena detenerse a contemplar.

Finalmente, y como broche de oro, decidí concluir el viaje visitando la zona infantil Ndoki, pues aunque mis niños no mostraban el más mínimo síntoma de agotamiento, yo necesitaba reponer fuerzas después de tan larga travesía (poco más de tres horas). Como nota final debo señalar el servicio gastronómico del parque, el cual dispone de varios puntos de comida y un restaurante muy propicio para descansar, y si aún les queda tiempo, no se pierdan el espectáculo que ofrece el anfiteatro en el centro del parque. Magnífico.

Si queréis más información, por supuesto lo ideal es que visitéis el portal oficial del Bioparc. Allí encontraréis los horarios, podréis descargar el plano, las actividades que se pueden concertar, y muchas cosas más.

Deja un comentario

*