Mis mascotas

17feb 16

Claves para que tu gato no arañe tu casa

Claves para que tu gato no arañe el hogar

Los gatos son las mascotas preferidas de muchos, pero tienen un defecto que les desagrada a los miembros del hogar: “las uñas”. Uno de sus hábitos más comunes es arañar, fundamentalmente los muebles de la casa en el caso de no poseer rascadores o lugares específicos donde hacerlo.

A continuación, se muestran las principales causa que tienen nuestros felinos para arañar, así como las medidas fundamentales que se pueden tomar para evitar estas acciones.

Causas por la que los gatos arañan

Los gatos suelen arañar por instinto natural, ellos tienen sus razones para hacerlo. Una de los motivos que ellos suelen tener es que cuando rascan objetos las capas muertas de tejido de sus uñas se desprenden y de esto modo ellos mantienen sanas sus garras.

Además cada vez que arañan un objeto dejan su huella en ellos y de este modo también se pueden comunicar con sus semejantes. Por último cuando ellos rasguñan objetos es un momento en que liberan estrés y al estirarse se relajan.

Pero, a pesar de que no se puede controlar el momento en que ellos vayan hacerlo, es necesario tomar algunas medidas que al menos permitan que no utilicen los muebles como el blanco principal.

Las preferencias de los felinos

Como primer paso, se deben ubicar las zonas de rascado preferida por nuestro gato. Una vez identificado el lugar, entonces es importante definir bien las características del mismo, es decir, apreciar bien su aspecto, su textura, su ubicación con respecto a su cama y su posición con respecto a la horizontal, entre otras características.

Rascadores al gusto felino

Una vez que ya conocimos las preferencias de estos pequeños felinos, solo basta encontrar un rascador cuyas características sea muy similar a ese objeto doméstico que tanto prefiere nuestro gatico. Los rascadores deben ser objetos que permanezcan firmes para evitar que ellos se puedan caer y lastimar. Además, inicialmente, como una característica, deben ubicarse en una zona bien cercana a la que nosotros no deseamos y poco a poco y trasladándolo hacia donde queremos.

Cubrir los muebles

Cuando los gatos sienten adoración por un lugar en específico de nuestro hogar, es necesario recurrir a métodos para que su atención disminuya y comiencen a emplear los rascadores comprados. Si se cubre con un pedazo de tela ese lugar deseado por los felinos, ya no va hacer tan estimulante como antes pues su textura y apariencia cambió.

Los sofás son quizá los lugares predilectos de los gatos para rascar. Si no quieres que te mascota “estrene” tu precioso sofá de piel o tu delicado sofá de tela con sus uñas, tendrás que cubrirlo con una tela, aunque sobre todo tendrás que proporcionarle un rascador de su gusto.

La funda para cubrir los sofás debe ser gruesa, pues de lo contrario la piel o la tela de los sofás se verán igualmente afectada (aunque en menor medida). Los muebles deben mantenerse cubiertos hasta que ellos se adapten a su nuevo rascador.

Zonas de rascado y hierba gatera

Es importante destacar que no solo proporcionarle zonas de rascado evita que ellos arañen los muebles. Los gatos, fundamentalmente los domésticos que no tienen acceso a jardines o terrazas, deben sentirse atraídos y motivados por sus nuevos rascadores. Colocarle hierba gatera convierte a los rascadores más estimulantes y atractivos.

Si se encuentran en el exterior, también deben prepararse zonas como el tacón de un árbol, entre otros.

Nunca se regañan si no les vemos “in fraganti”

Si después que se tomaron todas las medidas anteriores nuestros felinos aun continúan arañando los muebles, un regaño solo provocará efecto si lo hacemos en el preciso momento que está rascando. Es ahí cuando se le dice que no está bien y se lleva directo al rascador.  Poco a poco el comenzara a aprender.

Deja un comentario

*