¡Alerta! Los abandonos de perros y gatos en España dejan de descender

Una de las mayores preocupaciones que debemos tener, en lo que al mundo animal se refiere, es el abandono de mascotas, una práctica que por desgracia continúa ocurriendo, sobre todo en verano, y que este año ha hecho saltar la alarma. El motivo ha sido el estancamiento del descenso de perros y gatos abandonados, que en 2016 ha igualado las cifras de 2015.

Debemos preguntarnos qué es lo que está pasando, por qué, y cómo podemos solucionar este problema que afecta a los más desamparados. Según un estudio realizado por la Fundación Affinity, creada en 1987, un total de 104.447 perros y 33.335 gatos fueron recogidos por las sociedades protectoras de nuestro país en 2016. Si comparamos estas cifras con las de 2015, 104.501 perros y 33.330 gatos, podemos observar cómo se rompe la tendencia ligeramente positiva de los últimos años.

dog-1486660_960_720

¿Qué ocurre con los animales que recogen las protectoras?

Gracias a las campañas de adopción de animales y a la concienciación ciudadana, el 45% de las mascotas abandonadas son acogidas y comienzan una nueva vida en familia. Éste es, sin duda, el mejor de los casos para los perros y gatos que llegan a las protectoras cada día. Sin embargo, se trata de una cifra que aún no alcanza ni la mitad de los casos, lo que deja al otro 55% dividido en los siguientes datos: un 16% es devuelto a sus propietarios, un 12% continúa viviendo en la protectora, y un 7% es sacrificado.

Según indica Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity, “todavía hay camino por recorrer y se hace muy necesario potenciar el uso del microchip. Debemos incidir en la importancia de un correcto registro como indicador de tenencia responsable que posibilite la devolución en caso de pérdida”. Hoy en día, únicamente el 11% de los animales que se entregan a las protectoras vienen de parte de sus propios dueños. El resto son abandonados a su suerte en carreteras o espacios abiertos, donde corren el riesgo de morir de hambre o sed, ser atropellados o contraer diferentes enfermedades.

¿Cuál es el perfil del perro o gato abandonado?

Por lo general se trata de animales mestizos de edad adulta. En el caso de los gatos se recogen muchos más cachorros de camadas no deseadas debido al menor control que se tiene sobre ellos. A la hora de adoptar, a pesar de que los adultos suelen conllevar menos trabajo por ser más tranquilos, los cachorros encuentran casa de acogida antes de dos meses, mientras que los adultos suelen superar los 8 meses viviendo en la protectora.

dog-91237_960_720

“Que sigan dándose tantos abandonos de animales es preocupante, y aún lo es más que no se mantenga y se incremente la tendencia a la baja de los últimos 8 años. Es necesario una mayor intervención por parte de todos los estamentos, tanto públicos como privados, para luchar contra esta situación”, denuncia Isabel Buil.

A pesar de que es complicado de entender cómo alguien es capaz de abandonar a su “amigo peludo”, en la mayoría de los casos las razones son las mismas: la llegada de camadas indeseadas, un comportamiento poco ejemplar en casa por parte de nuestra mascota, y el cierre de la temporada de caza, en caso de los perros utilizados para esta finalidad.

¿Cómo podemos evitar estas situaciones?

A la hora de evitar que nuestro compañero de cuatro patas tenga una camada que no estamos buscando en casa es importante plantearnos la opción de la esterilización. Además de evitar cachorros que no podemos o no queremos mantener, esterilizar a nuestra mascota supondrá otra serie de ventajas tanto para ella como para nosotros. Desde Sóc Responsable, una iniciativa de FAADA (Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales), nos las cuentan:

- Una vida más larga y sana: Ayuda a prevenir las infecciones uterinas y los cánceres de mama y de matriz en las hembras; y previene el cáncer testicular en los machos. Además, evita el contagio de enfermedades como la leucemia y la inmunodeficiencia felina.

- Control de la población: Evita los embarazos no deseados y que la descendencia tenga un futuro incierto.

- Mejora en el comportamiento: Por lo general, desaparecen los comportamientos agresivos y marcajes de los machos, y las peleas ocasionadas en la época de celo. Los animales esterilizados centran su atención en la familia y son más dóciles.

- Una decisión económicamente rentable: el coste de la esterilización es inferior al de tener y cuidar de las crías.

- Una decisión responsable: permitir que el animal tenga crías sin intención de cuidarlas después es una irresponsabilidad.

Por suerte, las multas a personas que abandonan y maltratan a las mascotas son cada vez más frecuentes, y mejorar año tras año estas leyes en favor de los animales es otra posibilidad de evitar el abandono. Sin embargo, es inevitable pensar que un dueño que deje de cometer estos abusos o malas prácticas con perros y gatos únicamente por un tema económico, sea un buen dueño para ellos. Por este motivo, sólo nos queda confiar en la concienciación ciudadana y en aquellas personas decididas a incluir en su familia un miembro más con el fin de darle la oportunidad de tener una vida mejor.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*