Las “manías” de nuestros perros, ¿qué significan?

Cada mascota es diferente y, como nos pasa a las personas, tiene sus propias costumbres. Dormir con la mitad del cuerpo fuera de su camita, rascar la puerta para pedir entrar en casa, o morder su correa para salir a pasear.

Sin embargo, los perros tienen algunas manías en las que muchos de ellos coinciden, y es por ello que desde SantéVet, compañía de seguros veterinarios para mascotas, nos han explicado el porqué de estos comportamientos para que podamos ponernos en su piel y entenderlos.

animal-1850002_960_720

1. Cuando huele el “acto del crimen”.

Tu mascota quiere saber si otro perro ha hecho sus necesidades en el mismo sitio. De esta forma, se cerciorará de hacerlo en un lugar donde no lo hayan hecho antes, y así poder dejar su “huella” y marcar territorio.

2. Cuando cava en el sitio donde va a dormir.

Esta situación viene de sus antepasados, cuando los perros salvajes antes de descansar, rastreaban el lugar donde iba a hacerlo para cazar cualquier animalillo que pudiera molestarles. Sin embargo, hoy en día también puede deberse a pura comodidad, para preparar su lugar de descanso.

3. Cuando se revuelca donde no debe.

Tu amigo peludo únicamente pretende camuflar su olor y “mimetizarse” con el entorno, para evitar encontronazos con posibles enemigos y pasar desapercibido. Esto suele ocurrir cuando acabamos de lavarlos, ya que la mayoría de ellos no reconocen el olor de los champús y otros productos, y se sienten incómodos.

4. Cuando se persigue la cola.

Seguro que esta práctica la habéis visto incluso en películas y dibujos animados. Normalmente, los perros lo hacen para llamar nuestra atención porque quieren que juguemos con ellos, y buscan estos cuidados y mimos “extra”. Sin embargo, si lo hace demasiadas veces al día, sería conveniente llevarlo al veterinario para que descarte un posible trastorno obsesivo-compulsivo que, en caso de ser real, debe ser tratado.

border-collie-750593_960_720

5. Cuando se pasa el día cavando hoyos.

Otra costumbre que podemos ver a menudo en la televisión, y que es una de las más conocidas entre el mundo perruno. Ellos buscan proteger sus huesos y comida para que nadie más se los quite, seguramente cuando ya se haya saciado comiendo. Es una reserva “secreta” que quieren tener para posibles momentos de necesidad. También es una práctica ancestral que realizaban los perros salvajes.

Hay manías más graciosas, más extrañas, e incluso inexplicables. Sea como sea, seguro que ahora somos más conscientes de qué es lo que está pensando nuestro perro, y eso será muy positivo a la hora de entenderles y de mantener con ellos esa bonita “amistad” que nos une tanto. Ellos forman parte de la familia y como tal, debemos quererlos tal y como son.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*