Mis mascotas

14jul 14

Consejos para proteger a nuestros perros del calor en verano

Incluso nuestros compañeros de cuatro patas pueden sufrir el agotamiento o la fatiga como consecuencia del aumento de las temperaturas: sufrir un golpe de calor o deshidratarse debido a la falta de agua son algunas de las consecuencias que trae consigo el verano.

Un perro en una colchoneta

Fuente: Iberpet

He aquí una serie de consejos para evitar molestias a nuestros perros a causa del calor en verano:

1. Los perros que estén en el jardín,deben obligatoriamente tener un espacio de sombra durante todo el día. Te recomendamos que cubras el área de su caseta con un toldo para que tanto la caseta como el área próxima a ésta sea un resguardo del impacto directo del sol. Recuerda, además, que estas casetas deben estar bien ventiladas y, preferiblemente, tener una doble pared o madera para evitar el sobrecalentamiento.  

2. Tenemos que prever dejar uncuenco de agua fresca que no quede expuesto al sol, para que así pueda hidratarse con el agua más fría posible. Asimismo, cámbiala frecuentemente.

3. En los días más calurosos, moja a tu perro con agua fresca.Los perros que pasan todo el día en el jardín, deben tener la posibilidad de refrescarse saltando de vez en cuando en un gran recipiente lleno de agua; un recipiente que, sin duda, estará colocado en un lugar a la sombra.

4. Nunca dejes a tu perro solo en el coche. La temperatura en el coche en verano llega a niveles muy altos en un corto período de tiempo y podrías poner en peligro la vida tu animal de compañía.

En este caso, ni las ventanas abiertas lo salvarían de sufrir un golpe de calor. Por lo que, si tienes algún imprevisto,déjalo en el interior pero con el aire acondicionado encendido.

5. Si tu mascota va contigo en el coche, créale un área en la parte trasera de sombra con una cortina en la ventana, y lleva siempre contigo abundante agua.

6. No obligues a tu perro a permanecer de pie o caminar sobre superficies calientes (carreteras, arena, aceras …) porque no sólo se puede quemar las piernas y otras partes del cuerpo, sino que le impedirías poder expulsar el calor. Por ello, en las horas de mayor calor, llévalo a pasear sobre el césped y la hierba.

Cómo reconocer un golpe de calor

Los principales síntomas de que tu perro está sufriendo una insolación se reflejarían en un  aumento de la temperatura corporal,un jadeo constante y desordenado; dificultad para respirar; enrojecimiento visible de las encías y las mucosas de los ojos; fatiga extrema; pérdida de la conciencia o inmovilidad.

Si tu perro tiene alguno de estos síntomas, llévalo inmediatamente a la sombra, o sumérgelo en agua tibia. Si no puedes en este momento concreto, humedécelo con una repetición de toallas mojadas.

No utilices en este caso, agua demasiado fría, ya que juntamente con el calor, podrías provocar que los vasos sanguíneos se contrajeran y evitar que su cuerpo libere el calor. En cualquier caso, llama a tu veterinario inmediatamente.

Etiquetas:

Un comentario

  1. Mundodeperros

    Gran articulo

    Responder

Deja un comentario

*