Mis mascotas

08dic 13

“Nos llevamos a la galguita de la jaula 13”

Después del primer contacto con Daisy, cuando lloró haciendo sonidos terriblemente tristes, fuimos a hablar con la responsable del Centro de Protección Animal para decirle que nos llevábamos a la galga de la jaula 13.

 

Daisy y su mirada que te roba el corazón

Daisy y su mirada que te roba el corazón

 

Nos dijo que nos la reservaba, porque quería tenerla unos días más en observación. Hacía sólo 15 días que la habían recogido de la calle, y estaba demasiado delgada. Le estaban dando una dieta especial de proteínas para que engordara y calcio para fortalecer sus huesos.

 

Además, habíamos observado que cuando Daisy se había levantado, una de las patitas traseras, la derecha, le flojeaba y le había costado incorporarse. La veterinaria del refugio nos dijo que todavía era pronto para saber si la perra sufría una falta de calcio severa o si tenía una fractura. Por eso quería dejarla allí unos días más para observarla y ver cómo evolucionaba. (Era un albergue municipal donde no tenían máquina de rayos y por lo tanto, no podían confirmar qué le pasaba a la perrita).

 

Daisy relajada

Daisy relajada

 

Esa semana se nos hizo muy larga, no paramos de pensar en Daisy, de imaginarnos que seguiría tan tristona en su chenil de la protectora. Tampoco paraba de rondarnos la cabeza aquello de “piensa mal y acertarás” y de que probablemente habría que operar su pata.

 

Daisy era una galga de unos 5 meses y si ya la habían abandonado, era evidente que era porque “no valía para cazar”. Tampoco tenía chip, algo muy típico en los perros que utilizan sólo para este fin. Y si ya juntábamos todos los datos (galga muy triste, muy delgada, sumisa, desconfiada y miedosa, se hacía pis sin controlarse con el contacto humano, sin chipar… pues “blanco y en botella”, seguro que su pata estaba fracturada y era un pobre deshecho de cazador que había sido abandonada por su minusvalía).

 

A pesar de que no sabíamos si podríamos afrontar económicamente esa operación, nos había robado el corazón y la queríamos sí o sí. Además, es sabido que los perros con problemas de salud y que están en protectoras municipales sin recursos no suelen tener un final feliz, por lo que la queríamos sacar de allí a toda costa. Así que llamé al centro y les dije que cuándo nos la podíamos llevar.

 

Daisy ya había engordado y estaba más fuerte, por lo que nos dijeron que cuando quisiéramos. Pero como estamos concienciados con el tema del abandono y la superpoblación de perros en España, les propusimos que esterilizaran a Daisy y así lo hicieron. A principios de la semana siguiente pudimos adoptar a nuestra preciosa galguita.

 

Daisy y yo,  en nuestro primer paseo por el campo

Daisy y yo, en nuestro primer paseo por el campo

 

 

 

21 comentarios

    • patricialopezgca

      Muchas gracias Olga!!! La verdad es que como estos casos podemos encontrarnos miles de ellos sólo en España, por lo que sí, es realmente emocionante saber que podemos salvar la vida de tantos inocentes que llegan a las perreras y no salen nunca de ellas. Gracias por leerme y por emocionarte!! Un abrazo.

      Responder
  1. Pobre animales todos merecen una vida buena ,se me parte el corazon Pi los animales abandonados.

    Responder
    • patricialopezgca

      Muchas gracias Hajnika, y sí, todos los animales se merecen una vida digna sin maltratos ni abandonos. A ver si entre todos conseguimos que las nuevas generaciones, es decir, nuestros hij@s, respeten siempre a los animales y lleguemos a tener 0 abandonos y 0 maltrato animal. Un saludo.

      Responder
  2. M.

    Una decisión muy valiente la de adoptar a Daisy aún sabiendo en las condiciones tan tremendas en que la pobre se encontraba.

    M.

    Responder
    • patricialopezgca

      Gracias M, seguro que muchas personas en nuestro lugar hubieran hecho lo mismo al ver a Daisy o a cualquier otro animal necesitado. Un abrazo, muchas gracias por leerme!!!

      Responder
  3. Es para quitarse el sombrero con vosotros….poca,muy poca gente quiere animales con problemas de salud o con “taras” y es una pena por que realmente son los que mas lo necesitan.es una pena que la economia y el espacio no nos permita ayudar a mas animales.aber si con este articulo la gente empieza a mirar mas el interior y la necesidad de estos en vez lo bonito o los feos que sean….gracias patri

    Responder
    • patricialopezgca

      Muchas gracias a tí Gema, por apoyar las adopciones de animales. La verdad que los animales con problemas de salud son los que más ayuda necesitan, porque si están en refugios sin recursos es muy difícil que salgan adelante. Pero cuando te mueves en este mundo, ves que hay mucha gente que va adoptando cada vez más animalitos con problemas de salud, aunque como tú dices, la barrera la ponen nuestros recursos económicos. Pero hay veces que adoptas un perro sano, y con los años, como las personas, también tienen sus problemas de salud. Muchas gracias por tu lectura y tu comentario. Un abrazo.

      Responder
  4. Monica

    Que tu ejemplo sirva para que otras muchas personas se conciencen… Enhorabuena por tu decision tu galgita se ve feliz.

    Responder
    • patricialopezgca

      Muchas gracias Mónica. La verdad que mi galguita es una perra muy feliz, y sobre todo, nos hace muy felices. Es una gran compañera, amiga, y un miembro de la familia muy especial. Y ojalá que la gente, tal y como dices, se concience con este tema, sobre todo ahora que llegan las Navidades y se regalan muchos cachorros que luego crecen y terminan abandonados en unos meses. Un abrazo.

      Responder
  5. Que estupendo Patri. Cuanto me alegro de la decisión que tomasteis y de que ahora Daisy este mimadora y querida a salvo. Un hurra por vosotros, hip, hip, Hurra!

    Responder
    • patricialopezgca

      Muchas gracias Mercedes. Gracias por leerme. La verdad que es lo que teníamos que hacer, no se puede dejar a un animal que te necesita. Pero eso es algo que tú ya sabes, sé que has hecho muchas cosas por muchos animales. Gracias amiga. Un abrazo.

      Responder
  6. Ole Patri que corazón tenéis.

    Responder
  7. Hola! Se me hizo larga la espera desde la entrada anterior ;-). Me alegro de que, te haya tocado esperar, al final pudieras llevarla contigo a casa. Repito la doble enhorabuena que te dí en la entrada anterior, y espero que todas las las heridas y miedos que tenga se desvanezcan y puedas contarnos pronto lo traviesilla y cachorra que es, adjuntando alguna foto en la que ponga cara de pilla ;-)
    Seguiré atento al blog, historias así me hacen valorar aún más (si es que eso es posible) a mi pequeña Irma, que parece haber olvidado sus tortuosos días de cazar, a pesar de que aquí en Móstoles, al otro lado de un descampado hay un coto de caza. Quizás sepa que nadie le hará daño estando yo para protegerla.
    Estaré atento a lo que publiques. Sigue así! ;-)

    Responder
    • patricialopezgca

      Hola Santiago. Que alegría tenerte de nuevo por aquí!!! Muchísimas gracias por seguir la historia de Daisy. Estoy segura de que Irma está súper feliz y segura contigo, sólo hay que ver cómo hablas para saber que le adoras. Ojalá cada día haya más amantes de los animales como tú. Un abrazo y muchas gracias!!!

      Responder
  8. Daisy esta Hermosa!! a=Ahora toca cuidarla y amarla mucho,para que los malos momentos vividos queden en el pasado.
    Se ve feliz contigo en la foto.

    Sabes me gustaria que le dieras un vistazo a un libro muy interesante, yo lo compre en ingles pero tambien esta disponibe en espanol “The Genius Dogs” by Brian Hare and Vanessa Woods

    Responder
    • patricialopezgca

      Muchas gracias Clauss. La verdad es que ahora Daisy es una perra muy feliz, aunque cuesta mucho conseguir que se le quite el miedo, todavía a día de hoy muchas veces se sobresalta al salir a la calle cuando pasamos cerca de personas. Miraré el libro que me recomiendas, muchas gracias. Un saludo.

      Responder
  9. soraya

    que bonito Patri, ojala mucha gente tuviera esa mentalidad. desgraciadamente estas fechas son muy malas y cuando pase la navidad veremos algun perro abandonado,solo espero que encuentre una familia como lo hizo tu galguita

    Responder
    • patricialopezgca

      Gracias Soraya. La verdad que hicimos lo que teníamos que hacer, no podíamos mirar para otro lado y elegir otro perro. Desde que la vimos supimos que era para nosotros, le pasase lo que le pasase. Nos enamoró. Muchas gracias por leerme, sé que tú también eres una gran amante de los animales. Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo.

      Responder
  10. […] gusano que puede causar diarrea, anemia, perdidas nutricionales y malestar general. Si ves que tu perro se rasca la boca puede ser que haya ingerido una pulga infestada con el quiste del gusano plano, el […]

    Responder

Deja un comentario

*

Sobre Patricia López García

Nací el 03/05/1985 en Madrid y soy Licenciada en Periodismo. He trabajado como redactora en varios medios de comunicación impresa y digital. Me siento muy comprometida con el mundo de los animales, pienso que si no somos su voz, ellos no pueden defenderse y hay que ayudarles. Más sobre Patricia López García

Etiquetas