¿Pueden los perros predecir los ataques epilépticos?

Aunque sí hay explicación científica a por qué los perros pueden detectar enfermedades como el cáncer o la diabetes (debido a su gran olfato), el tema de la predicción de los ataques epilépticos es controvertido, puesto que pese a que muchas personas que padecen la enfermedad afirman que es así, aún no hay una explicación que se pueda demostrar. ¿Es realmente posible que haya perros con tanta inteligencia y sensibilidad como para detectar las crisis antes de que se produzcan y alertar a sus dueños?

Perro doctor
La epilepsia es una afección neurológica que se caracteriza por los aumentos repentinos de actividad eléctrica de las neuronas, sufriendo el paciente convulsiones musculares más o menos violentas, ausencias e incluso pueden llevar a la pérdida del conocimiento. Las causas de padecer epilepsia pueden ser congénitas, el resultado de enfermedades vasculares como los tumores o infartos cerebrales o no tener ninguna causa conocida, la llamada epilepsia idiopática. Lo peor de esta enfermedad es la intranquilidad que supone a los pacientes la imposibilidad de predecir estos ataques y el peligro que eso supone si se producen mientras realizan ciertas actividades.

Los perros de asistencia para personas epilépticas se dividen en dos grupos. Por un lado los preventivos, que son capaces de prever la crisis, alertar a su dueño y que este tome precauciones y busque ayuda antes de sufrir el ataque. Por otro lado están los perros de respuesta, que han sido entrenados para socorrer a las personas que pierden el conocimiento yendo a buscar ayuda, proporcionar bienestar a la persona e incluso ayudarla a levantarse. Estos comportamientos pueden nacer de una forma natural, sin entrenamiento, en los perros que conviven con personas que tienen epilepsia, ya que aprenden con la sucesión de los ataques. Estos perros pueden evitar una catástrofe, pues lo peor de la epilepsia para quienes la sufren es precisamente la intranquilidad de vivir siempre ante una amenaza constante en los momentos menos apropiados, como cuando están conduciendo o realizando alguna actividad que pueda ponerlos en peligro.

Los dueños de perros preventivos afirman que son capaces de advertirles de una crisis inminente entre los 30 y el minuto anterior a que se produzca. Puede parecer que no es mucho, pero no se necesita más tiempo para parar el coche, ponerse a salvo o hacer una llamada telefónica. Suelen avisar ladrando, dando vueltas en círculo o mirando fijamente. Sea como sea, ellos se entienden. Los perros de respuesta entran en acción durante y después del ataque. Pueden tumbarse al lado de sus dueños, ayudarles a levantarse o incluso buscar los medicamentos.

Pese a que no ha podido demostrarse el por qué los perros son capaces de predecir los ataques, una de las creencias más extendidas es que algunos tienen una enorme sensibilidad a la hora de leer el lenguaje corporal que les hacen detectar insignificantes señales físicas que se producen previamente a un ataque y que nosotros mismos no somos capaces de notar.

Existen organizaciones que se dedican al adiestramiento de perros de asistencia, que son los perros entrenados para asistir a personas con discapacidad física, visual, auditiva, con autismo o con ataques recurrentes, como es este caso. En España hay diversas organizaciones capacitadas para adiestrar perros de aviso o alerta médica para personas epilépticas, como por ejemplo la Associació d’Acció Social DISCAN, Positivas Can o Roncescan Perros de Ayuda.

1 comentario sobre: “¿Pueden los perros predecir los ataques epilépticos?”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*