Usos y peligros de los collares de adiestramiento

Hoy quiero hablaros de una cosa que como sapo, no me ha tocado vivir pero que veo a menudo en mi consulta: los collares de adiestramiento.

Los collares de adiestramiento son unas correas que funcionan con una serie de impulsos eléctricos suaves, sin ocasionar daños al animal, para modificar su comportamiento. Hasta algunos modelos de collares de adiestramiento contienen un mando a distancia que permite su uso desde lejos.

El grado de intensidad de los impulsos se puede regular por el propio usuario y es similar a los de las máquinas de rehabilitación muscular que se emplean en los seres humanos.

Su objetivo es modificar la conducta del animal, sobre todo de los perros, por ello cuando el animal realiza una conducta que deseamos cambiar, activamos el collar de adiestramiento, de manera que asocia el comportamiento con la sensación del impulso eléctrico y no lo vuelve a hacer.

Los humanos lo emplean en los perros para evitar que el animal se aleje, que muerda a la gente o que ataque a otros perros, sin embargo a veces lo hacen incorrectamente por lo que quiero darles una serie de consejos.

collaresadiestramientos

Cómo usar los collares de adiestramiento

Estas son algunas de las indicaciones básicas que les recomiendo a la hora de usar los collares de adiestramiento:

- Antes de la colocación del collar electrónico, es recomendable realizar un examen completo a su animal para comprobar que no hay contraindicaciones. Nunca se debe instalar en animales con problemas cardíacos, epilepsia u otros.

- Todos los animales necesitan de un periodo de adaptación al collar, de manera que al principio es conviene colocarlo sin activarlo en un terreno familiar donde esté acostumbrado a estar.

- Siempre debes comprobar que el collar no le provoca ninguna irritación, en caso contrario es mejor no emplearlo.

- Se debe determinar el nivel de estímulo según las reacciones del perro, empezando por el nivel más bajo y aumentándolo progresivamente.

- Cuando lo activemos, debe ser justo en el momento exacto, ni antes ni después, y para facilitar su comprensión hay que felicitarle mediante caricias para que entienda y obedezca.

- En caso de problemas o que se trata de un animal muy conflictivo, es mejor pedir ayuda a un profesional.

Aspectos a tener en cuenta sobre los collares de adiestramiento

Hay dos aspectos que determinan el éxito o el fracaso del uso de los collares de adiestramiento.

Por una parte, el ajuste del collar, si está demasiado flojo no operará correctamente y puede provocar irritaciones y si está demasiado apretado puede generar problemas para respirar en el animal”, advierte Alberto, especialista de accesorios caninos en la tienda www.tecnocio.com

En segundo lugar, el nivel de intensidad ya que si empleamos la baja intensidad quizás lo entienda como una recompensa, con un nivel medio puede quedarse sin comprender muy bien que sucede, mientras que una intensidad alta es entendida como castigo. Aunque, cada perro reacciona de una manera diferente, por lo que el dueño tiene que estar atento a sus gestos y emplear el collar adecuadamente.

Si sigues estos consejos, conseguirás educar a tu perro y mantenerlo sano. ¡Palabra de sapo!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*