Los caballos en mi vida

 

 

 

 

 

 

Hola! Que tal la semana! Espero que genial!

Para empezar a situarnos, el post de hoy lo voy a dedicar a como empecé con esta afición y lo voy a hacer por medio de los caballos mas importantes que han formado parte de mi vida.

Lo cierto es que mi pasión por estos animales la tengo desde que nací, dice mi madre que me la “contagió” el ginecólogo cuando estaba naciendo porque el también tiene caballos y es un gran apasionado de ellos.

Cuando tenia cinco o seis años fue cuando monte por primera vez en pony, fue en la Vecilla, en un centro hípico cerca de León, mi primer contacto con los ponies no fue bueno porque son testarudos, dan coces, no quieren obedecer y porque yo quería montar un caballo alto y grande, no uno tan pequeño, así que de ahí fui a Castrillo de los Polvazares a conocer a mi amigo Pegaso, un caballo de poca alzada, negro pardo con una estrella en la frente. Pegaso fue mi primer amigo del grupo que conocí en “Ruta” aunque he de reconocer que siempre que mi padre me llevaba de paseo y veíamos caballos,no se como me las ingeniaba que siempre acababa encima de ellos ( y lo sigo haciendo, no tengo remedio! ).

Cuando ya era un poco más mayor, cambié de centro hípico, por cercanía y porque el anterior lo cerraron, y fue en “El Albero” de Valdeviejas donde empecé a formarme con cursos y a hacer rutas y excursiones, allí tenia muchos amigos como Príncipe, Fiel, Suerte, Trueno, Terry, la Rubia (Enca) … pero si hay uno al que le tuve cariño y fue mi caballo especial durante varios años ese fue Futre.

Futre era un caballo bayo,(caballo de pelaje dorado con crines, cola y patas negras) muy alto y grande, cruzado, fue mi caballo todo el tiempo que estuve ahí montando y aunque mi profesora se empeñaba en que montara en otros caballos, yo insistía que lo quería a el, a día de hoy le hubiera agradecido haber montado a toda la cuadra pero cuando la ilusión y el corazón te llama tienes que atender.

Futre me enseñó a ser independiente y libre en la monta a caballo y disfruté mucho junto a él. Años mas tarde después de cerrar y trasladarse a Castrillo de los polvazares, mi caballo seguía siendo él y Mesonero , un caballo alazán también de gran alzada y bonito galope…. Varios caballos seguí conociendo pero de forma menos apegada, ahora ya estaba haciendo tiempo para recibir al al que seria mi actual caballo: Hermes; el cual sigue hoy en día conmigo regalándome todo su tiempo y su alma en todo lo queme ofrece. Hermes apareció en mi vida siendo un potro , un tordo rodado, con fuerza, brío y elegancia en su trote como si tuviera unos mecanismos en las articulaciones que pareciera hacerlo más bello aún en movimiento, pero de Hermes no voy a hablar hoy, me voy a reservar para contároslo en otro post!

Aunque no lo creáis me ha sido difícil resumir tantos caballos y sensaciones pero seria imposible meterlo todo en un post o incluso en varios, porque me dejaría algo siempre .

Hermes sin duda es el caballo que mas quiero y he querido, forma una parte muy importante de mi vida y lo quiero con todo mi corazón, esta afición es dificil y sacrificada pero tenerlo en m vida es algo muy grande.

espero que os haya gustado el post, ya sabeis que ademas me podeis seguir en ecuestregirl.com

con mucho amor

Ylenia

 

image

En esta foto con Hermes! Es un amor!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*