Mis mascotas

08abr 15

Cuando nuestros perros envejecen

3480948291_695c1580cb

Cuando nuestros perros envejecen. Nuestro corazón se encoje.

Nunca es fácil ver a tu perro envejecer, pero aun así su expresión de felicidad cuando está a tu lado no cambiará nunca.

– Habrá momentos en los que notarás que le cuesta reaccionar, su mirada se pierde en el infinito. Ten paciencia y dale el tiempo que necesite para ponerse en marcha.

– Su masa muscular se reducirá así que su dieta necesitará más proteínas que de costumbre.

– Las escaleras son un auténtico desafío, mejor evítalas siempre que puedas.

– Las siestas se harán más largas así que mejor dejarlo tranquilo mientras duerme.

– Es posible que su campo de visión se reduzca, si es factible,  intenta apartar aquellos muebles u objetos que estén en medio del paso.

– Evítale situaciones de mucho alboroto, ruidos y  gente.

– Si su cama está bien acolchada sus articulaciones te lo agradecerán.

– Protégelo del frío y evita las corrientes de aire.

– Durante el verano los paseos deben hacerse cuando el sol aún no ha salido o ya se ha puesto.

Recuerda que eres su punto de referencia, si cambias tu manera de ser con él pensará que algo raro está pasando. Mantén la misma estructura y pautas de siempre. Trátalo como siempre lo has hecho pero ten un poco más de tacto y paciencia.

Los perros son animales maravillosos, fieles hasta el último suspiro, dispuestos a seguirte hasta el fin del mundo. Su cola siempre reaccionará cuando te vea y esa es la mejor de las recompensas para un ser humano.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

*