Abby llamando a sus cachorros, video

Cuando separar a los gatitos de la mamá

Los cachorros de Abby no paran de crecer. Ya tienen 12 semanas. Ya son cachorros casi independientes, comen solo, usan perfectamente su arenero y no paran de jugar entre ellos.

Son tres cachorros muy despiertos, juguetones e inteligentes. Unos cachorros que pasan su etapa correcta junto a sus padres, son cachorros que serán grandes gatos cuando sean adultos.

Es importante el que los cachorros pasen con los padres, al menos con la madre, el mayor tiempo posible. Ya he comentado que al menos, hasta la semana 12 a la 18 deberían de estar juntos. Estos cachorros ya están en la semana 12, comen solos como para poder irse ya a su nuevo hogar pero el periodo de socialización aún no ha finalizado, por lo tanto, a más tiempo con la madre, mejor.

Los cachorros se llevan todo el día jugando y tras un rato de juego, saltos y carreras, se quedan dormidos. Aún necesitan dormir muchísimo, mucho más que un gato normal y por lo tanto, allá donde se encuentren hacen su ovillo y se quedan dormidos, por regla general, los tres juntos.

Cuando Abby necesita de los cachorros, bien porque los quiera controlar, quiera asearlos o simplemente quiera que mamen, los llama. Y a nosotros nos hace mucha gracia porque es la gata emitir un maullido diferente y aparecer todos corriendo como si de un niño se tratara al grito de su madre.

Aún maman, si, y hasta que la madre lo vea conveniente, los dejará que mamen. Evidentemente, ahora mismo maman mucho menos y solo cuando la madre los deja. Ya tienen dientes y a parte que muerden, ya necesitan ir siendo destetados porque ya necesitan del pienso para tener una alimentación equilibrada.

A estos cachorros, en ningún momento hemos tenido que remojarles la comida para que fuera mas tierna para sus pequeños dientes, desde el primero momento han comido el pienso seco y se lo han comido estupendamente, evidentemente, pienso para su tamaño y edad.

Os dejo un pequeño vídeo donde vais a ver como los llama, como acuden y como , primero Abby asea los cachorros y luego los deja comer.

Una estampa que se repite en casa a diario y que nos llama mucho la atención y la queríamos compartir con todos ustedes.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*