Bagherra y su camada de gatitos

Bagherra y su camada de gatitos

 

Pocas entradas escribiré con tanta pena como esta que estoy escribiendo en estos momentos. Como todos sabéis, Bagheera tuvo a 5 cachorros el pasado viernes 23 de Junio. Todo iba sobre ruedas y ella se le veía muy bien con sus cachorros. No había rechazado a ningunos y pese a su corta edad, se estaba comportando muy bien como madre.

Justo a la semana, la madrugada del 1 de julio, amanecieron 3 cachorros fallecidos. Las dos hembras tricolor y el macho totalmente negro. ¿Qué pudo pasar? Pues poco os puedo decir porque nos pilló a todos durmiendo pero puede haber ocurrido dos cosas. Que la madre se acostara encima, no supieran los cachorros deslizarse para salir, y fallecieran axfisiados o bien, que la propia madre, desbordada por tantos cachorros, los axfisiara. Y digo axfisiar porque no presentaban ningún tipo de heridas.

Nos decantamos más por un descuido de la madre que por un acto voluntario de la madre. Esta conclusión la sacamos por el comportamiento tan protector que está teniendo con los dos que le queda.

¿Por qué ha ocurrido esto? Pues porque Bagheera en el fondo es muy pequeña de edad y verse de buenas a primera con 5 cachorros es muy agotador. Cuando las personas nos preguntan sobre cuando dejar a su perra o su gata tener cachorritos, siempre  hacemos la misma recomendación, a partir del 3º celo en las perras y con más de 2 años en las gatas. Eso es algo que recomendamos por propia experiencia. Sabemos que tanto los perros, como los gatos, tienen los celos mucho antes y por lo tanto, pueden tener camadas mucho antes, pero siempre es mejor dejar que la perra o la gata se desarrolle completamente de manera afectivo sexual.

En un ejemplo más claro, una niña de 14 años puede tener un hijo de la misma manera que lo puede tener una mujer de 30 pero ¿Quién está emocionalmente más preparada? Pues eso mismo le pasa a los animales también.

El incidente tan desagradable que hemos tenido con Bagheera, estamos seguro que si ella hubiera sido más madura, hubiera controlado la situación de mejor manera o de otra manera y quizás los cachorros no hubieran fallecido.

No sabía si contaros o no esta historia pero al final me he decidido por dos motivos, primero para que , en caso de que queráis que vuestra mascota sea mamá, que lo hagáis cuando esté madura completamente y segundo, por si llegado el momento, se encontráis con una camada grande, activar las precausiones porque nunca son pocas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*