Bianca y la leishmaniosis

Bianca y la leishmaniosis

Como ahora mismo vamos a comenzar a vacunar a Bianca contra la Leishmania y pronto tendremos aquí la primavera, vamos a recordar que es , como se diagnostica y como se vacuna.

La leishmaniosis es una enfermedad causada por un protozoo llamado Leishmania y se manifiesta en los perros de dos maneras, de forma cutánea y de forma visceral (órganos) siendo la segunda la mas grave.

Hay un mosquito, el mosquito de la arena, que es el que pica a un perro enfermo y le inyecta los parásitos.

Los órganos que mas afectan es a la piel, riñones, bazo, hígado, ojos y articulaciones, en ese orden es de mas afectado a menos afectado.

España, como los países del Mediterráneo, son zonas donde el mosquito es mas propenso.

Si el perro enferma con los síntomas de la forma cutánea nos encontraremos con perros con escamas en la piel, perdida de color en algunas zonas, grietas en hocicos y almohadillas. Se presentarán calvas en el pelaje, bultitos y uñas frágiles.

Si al perro se le manifiesta la visceral, nos encontramos con una pérdida de peso alarmante, anorexia, diarrea, sangre en las heces, vómitos, sangrado nasal y dolor.

Esto es un poco a grandes rasgos. Está claro que si el veterinario confirma la enfermedad, hoy en día hay tratamientos que mejorará mucho la calidad de vida de nuestro perro.

Pero como siempre decimos, mas vale prevenir que curar. Antiguamente, antes de salir a la venta la vacuna, solo había pipetas y collares.  El uso de ellos hacía repeler al mosquito y así bajar considerablemente el que el perro fuera picado.

Ahora ya tenemos la vacuna y aunque es cara comprada con las otras, bien merece la pena.

Antes de vacunar al perro hay que asegurarse que está sano, por ello hay que hacer un primer análisis. La leishmaniosis es una enfermedad que no da la cara de momento. Así que podemos tener un perro infectado pero que no le ha dado la enfermedad la cara aún, de ahí la importancia de esa primera prueba.

Una vez que tenemos la seguridad que está el perro sano, hay que poner la primo vacunación que son tres dosis. La primera dosis, a las tres semanas la segunda dosis y a las tres semanas la tercera dosis.

A partir de ahí hay que repetir con una revacunación en una sola dosis todos los años.  Si no se revacuna al perro, perderá la inmunidad a la enfermedad.

Bianca comenzará en breve, primeramente con su análisis y luego con sus dosis cada tres semanas.

Cada dosis nos costará 50 euros, pudiendo esta cifra variar en función del veterinario y / o la raza del perro.

Por lo tanto nos encontramos que tener a nuestro perro protegido contra la leishmaniosis nos saldrá en una primera vacunación, 150 euros mas o menos y luego 50 euros al año para la revacunación.

Dependiendo de si es macho o hembra nuestro perro, la raza, tamaño, estado de salud en general y sobre todo zona de vivienda, el veterinario nos recomendará o no el alternar la vacuna con pipeta y / o collar repelente del mosquito.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*