Como adiestrar a un gato

Repeler al gato de manera natural

Para quienes me preguntan si a un gato se le puede adiestrar, la respuesta es si. Un gato puede ser adiestrado perfectamente pero eso si, necesitarás el doble de paciencia y tiempo que si de un perro se tratara.

Lo primero que debes de aprender es a controlar tu voz, no le puedes hablar al gato con voz autoritaria porque lo asustará y será inútil.

Hay que acariciar y dar muchos mimos cuando haga algo bien.

Cuando nos pongamos a enseñarle algo al gato, recuerda no estar mucho tiempo para no estresarlo, es mejor sesiones cortas y periódicas que pocas y largas.

Para enseñar al gato a sentarse, pondremos una chuche en nuestra mano, se la enseñaremos y cuando nos preste atención, la bajaremos hasta que consigamos que se siente. Hay que mover la mano lentamente y a la vez decir, sienta, y cuando lo haga le daremos el premio. Recuerda repetir pero pocas veces y cada día hasta que lo hayas conseguido.

Chocar la pata es de la misma manera. Con una golosina en nuestra mano y uno de nuestros dedos tieso, pasamos la golosina por encima de su cabeza hasta que levante la pata y en ese momento nosotros chocamos su pata con nuestro dedo a la vez que decimos, choca, y le damos el premio.

Para que acudan cuando lo llamamos, premio en mano y llamamos al gato. Hay que llamarlo y mover el premio para que le llegue su olor. Las primeras veces acudirán a por el premio, cuando llega a nosotros se lo damos, acariciamos, muchos mimos y hasta otro ratito. Poco a poco aprenderá a que tras la llamada, debe de acudir.

Como veis, las pautas son las mismas, repetición, paciencia y premio. A diferencia de un perro, los gatos se estresan muy pronto, por lo que debemos de practicar en sesiones cortas y todos los días, la repetición es la única manera de que aprendan.

A muchas personas les resultará absurdo el enseñar a un gato a estas cosas pero yo personalmente el enseñar a que acudan cuando lo llamamos me es muy útil para cuando cae la noche y quiero que entren en casa. De todos los gatos que tenemos, que son 5, solo uno de ellos no acude a la llamada, Abby, ella va por libre. Todos los demás, es llamarlos y acudir de inmediato y a la hora de entrar en casa todos, es muy cómodo.

Y tú, ¿Te animas con estos trucos para tu gato?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*