Como dar un biberón a un cachorro

La alimentacion de los cachorros

No puedo hablar de experiencia propia porque por suerte , las dos veces que Nala ha tenido cachorros, ha sido una estupenda perra y los ha criado estupendamente sin necesidad de recurrir a biberones por nuestra parte pero os voy a contar las pautas normales a la hora de enfrentarnos ante un cachorro o varios cachorros a los que si haya que darles el biberón por cualquier motivo.

Lo más importante es tener leche especializada para perros así como un biberón para cachorros, ambas cosas las encontraremos en los veterinarios o en las tiendas especializadas en mascotas.

La leche se prepara siguiendo los pasos del envoltorio, agua caliente y diluir tantas porciones como nos indique según que cantidad vayamos a preparar. A la hora de dar el biberón, la leche debe de estar templada y nunca caliente.

Dependiendo de la edad del cachorro así como de su tamaño ( en cuanto a raza nos referimos) necesitarán una cantidad concreta. Las veces que hay que dar un biberón al día será entre 6 a 4 veces. Los primeros días serán 6 y luego iremos reduciendo a 4 tomas al días, pasada la semana y media de nacidos más o menos.

Darle el biberón es muy sencillo pero todo el mundo no sabe que no hay que coger al perro en brazos porque tendemos a ponerlo boca arriba y eso hará que se atore.

Se deja el perro en el suelo, se le acerca el biberón y esperamos a que él solo se enganche a la tetina del biberón. Se beberá la leche lentamente.

Una vez que se ha tomado el biberón, es cuando lo cogemos, y nos lo ponemos dejado caer sobre nuestro hombro para que eructe dos veces.

Acto seguido, con una gasa húmeda, flotamos sus genitales y ano para activar la digestión y expulsen el pipí y la caca.

A partir de la cuarta semana comenzaremos a darle papillas y poco a poco iremos introduciendo en la alimentación de pienso, primero mojados con agua y poco a poco cada vez más secos.

Si a lo largo de estas semanas observamos que el cachorro no coge peso, tiene diarreas o está estreñido, hay que llevarlo al veterinario.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*