Como hacer que el perro haga sus necesidades siempre en el mismo sitio

El Pastor Belga Malinois

Cuando tenemos un patio amplio o bastante terreno en casa, es habitual dejar que los perros hagan sus necesidades dentro de la parcela sin necesidad de sacarlos varias veces al día a la calle para tal cometido.

El hacer eso es algo muy lógico y normal, el dejar que el perro campe a sus anchas y vayan ensuciando por todos lados no tanto.

Para ello solo necesitamos un poco de paciencia, entrenar y educar a nuestro perro a que haga sus necesidades en un sitio concreto y no en todo el jardín y sobre todo habilitar una zona para tal cometido.

Lo primero que tendremos que elegir es donde vamos a habilitar ese sitio para que el perro use para sus necesidades.

Una vez elegido el lugar mas adecuado y el que mejor nos convenga,  vamos a adecuarlo para que se sienta cómodo y a la vez nosotros tengamos una mayor facilidad para limpiarlo.

Lo ideal es tierra en el fondo con una capa de grava donde el pipí drenará y las cacas se limpiarán bien.

La zona no debería de ser muy grande pero si debe de ser íntima para nuestro perro.  El acceso a dicha zona debe de ser fácil para el perro.

Haremos un cuadrado amplio en comparación con el perro, debe de ser lo suficiente para que el perro se pueda mover a la hora de hacer sus necesidades. Haremos un pequeño recinto con ladrillos, cuerdas, maderas, como queramos y mas nos guste.

Excavaremos la zona al completo para remover bien la tierra y luego prensaremos de nuevo.

Colocaremos grava redonda por encima de la tierra.

Ya tenemos listo el cuarto de baño para nuestro perro.

Para la limpieza, pues las cacas quedan arriba y se recogen de manera sencilla. Para los pipis, de vez en cuando un buen regado y de vez en cuando podemos pulverizar con productos mas activos para eliminar olores.

Para educar al perro, lo ideal es empezar desde cachorro pero nunca es tarde. Aquí siempre usaremos la misma técnica. Al principio tendremos que estar muy pendientes y tendremos que ser nosotros los que llevemos al perro concretamente al lugar para que sea allí donde haga sus necesidades. Si falla, no pasa nada, no reñiremos ni castigaremos, simplemente la siguiente vez tendremos mas suerte.

Cuando lo hagan bien, premiaremos con golosinas, frutas, o caricias. El perro se tiene que motivar y comprobar que tras hacer allí sus necesidades , recibe su recompensa.

Poco a poco y a base de repetir, el perro adquirirá la necesidad de ser siempre allí donde acuda siempre.

Una estupenda manera de tener todo el jardín limpio y tener centralizado y localizado la zona donde el perro hace sus necesidades. Es muy sencillo y en poco tiempo nuestro perro aprenderá rápido. Anímate y compruébalo por ti mismo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*