Como pelar a un perro en casa

Como pelar a un perro en casa

En casa no estamos muy de acuerdo en pelar a los perros por nuestra cuenta, siempre que hemos tenido perros que sea necesario pelar, hemos recurrido a profesionales que son los que realmente lo saben hacer perfectamente. La foto que os adjunto en esta entrada es Lobo, el perro de unos amigos, con su antes y después de pasar por la peluquería, eso sí, peliquería de verdaderos profesionales.

Esta entrada es porque constantemente me llegan preguntas de cómo pelar al perro en casa y ante la insistencia de la pregunta, os intentaré ayudar pero siempre es mejor llevarlo a una peluquería canina.

La mejor manera de pelar a un perro es con maquinilla de cortar pelos especial para mascotas. No sirven las maquinillas de cortar pelos normales que usamos en casa, tiene que ser especial mascota puesto que son mas duras, el pelo de los perros es mucho mas duro que el nuestro.

No compréis una maquina de cortar pelos ni barata ni de esas que no tienen ni siquiera nombre… no te durará ni un solo pelado. Y no te lo digo por experiencia pero si por la experiencia de un amigo.

Una maquinilla de cortar pelos especial mascotas, una tijeras de pelar, una mesa y una correa para amarrar al perro. No necesitamos mas, bueno si, paciencia.

Lo primero es descargar al perro de pelos, bueno no, lo primero es subirlo a una mesa y amarrarlo de manera que no tenga escapatoria.

Con la tijeras, descargamos de pelos todo lo que podamos, no nos colemos de largo, mas o menos cortamos con el largo que queremos.

Haciendo esto primero con tijeras, la máquina de cortar trabajará mucho mejor.

Primero se pela la parte de la espalda, primero con tijeras, luego con la máquina. La máquina siempre irá en sentido al pelaje nunca al contra pelaje.

Una vez finalizada la espalda, alargamos y recortamos con la máquina las patas traseras.

El siguiente paso será cuello, pecho y patas delanteras. De la misma manera, primero tijeras luego máquina. Siempre en la dirección del pelo y siempre con cuidado.

Hay que tener mucho cuidado con las patas delanteras, zona muy delicada para los perros.

La última parte es la mas complicada, la cara y el vientre. Esas zonas son muy delicadas y complicadas porque está muy cerca de la boca del perro, de los ojos, es como si en esa zona fueran mas consiente que lo estamos pelando y se moverán mucho.

Primero tijeras, luego maquina. Recortar con tijera la parte de las orejas, y la parte de alrededor de los ojos.

No ejercer presión sobre el perro, sobre todo en la zona de la barriga porque si notan presión se enfadarán y no dejarán de moverse.

Una vez finalizado el corte, toca un buen baño y a lucir cambio de look.

Lo dicho, hay que tener paciencia, maña con la máquina y un buen perro que no necesite el poner bozal porque de lo contrario no se como le cortaríamos la zona de la cara.

Lo ideal es que alguien nos esté ayudando constantemente a tener al perro tranquilo y dominado para que se mueva lo menos posible.

Es preferible ir rebajando con la máquina de mas largo a menos largo para no hacer cortes que luego no tengan arreglo. Es preferible pasar la máquina tres veces , y cada vez pasar a un corte un poco mas corto a pasar la máquina una vez y que descubramos demasiado tarde que hemos pelado demasiado al perro.

Si el perro no quedara bien, siempre puedes recurrir a que te intenten arreglar el estropicio a una peluquería canina.

Lo dicho, ¿te atreves a pelar a tu perro? Ahí te explico como se hace. Yo ni lo intento, con lo poco manitas que soy terminaría el animal con todo el pelo rapado.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*