Cómo saber si la perra está embarazada

Cómo saber si la perra está embarazada

Cómo saber si la perra está embarazada sin acudir a un veterinario no es fácil, hasta prácticamente  el final del embarazo, cuando su volumen ya sea evidente al máximo, no estaremos seguro.

Mientras pasan al menos las dos primeras semanas tras la monta, solo nos queda esperar y observar.

En poco más de una semana , en caso de que Byanca esté embarazada, comenzaremos a ver a simple vista los cambios. Al ser una perra mediana-pequeña, se le notarán antes que si fuese una perra grande.

A partir de los 7 – 10 días de embarazo, comenzará a abultarse la barrigota así como comenzará a inflamarse un poco las mamas.

También comenzaremos a apreciar cambios de comportamiento en la perra. Comenzará a hacer pipí con más frecuencia. Dormirá más, mucho más, se mostrará menos activa y sobre la comida, hay perras que comen mucho más y otras que los primeros días comen menos.

Sobre la actividad, no hay que hacer grandes ejercicios con la perra pero tampoco dejarla que se quede inactiva. Hay que seguir dándole paseos a diario.

Sobre la alimentación, toca hacer cambios. Hay que dar de comer tres veces al día pero no hay que dar mucho más de comer, solo media ración más de comida, me explico. Si antes de quedar embarazada, comía dos veces, 1 vaso cada vez, eran 2 vasos al día. Pues ahora hay que darle dos vasos y medio de pienso y en vez de en dos veces, en tres veces.

También hay que cambiar a un pienso especial para embarazadas y / o lactantes. El pienso hay que cambiarlo gradualmente, como si fuera otro pienso normal al que quisiéramos cambiar, hay que ir mezclando el anterior que comía, con el nuevo que va a comer, poco a poco hasta que vayamos reduciendo el pienso antiguo hasta que quede totalmente eliminado.

De vez en cuando, añadir al pienso un poco de comida húmeda le va a venir muy bien y sobre todo, no debemos de descuidarnos con el agua, durante el embarazo es muy necesario que la perra esté plenamente hidratada.

No dar comida casera ni restos, esos alimentos no le hacen nada de bien, son pobres en nutrientes y lo único que hace es quitar a la perra el hambre pero no la alimenta nada.

En cuanto a personalidad, va a depender mucho del carácter de la perra pero por regla general, se muestran más cariñosas y reclamarán más mimos.

¿Cambios en Byanca? Pues por ahora está durmiendo más, las mamas no les notamos ninguna inflamación pero si le vemos el cuerpo en general un poco cambiado. Seguiremos observando y ya os confirmaremos. En unos 10 días la llevaremos al veterinario para que le hagan una eco. Por ahora solo os puedo compartir esta simpática foto donde le dijimos, enseñame la barriga y se puso bocarriba. ¡Es tremenda!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*