Cuando sale el cachorro a la calle

Un perro en la ciudad

Días antes de las navidades y de Reyes os trasmití mi opinión sobre si regalar o no una mascota. Yo soy partidario de ese regalo siempre y cuando la persona que lo vaya a recibir sea una persona comprometida y responsable con lo que está recibiendo.

Si bien has sido tú uno de esos agraciados, porque recibir tal regalo y el comprometernos con sus cuidados es toda una maravilla, te interesa seguir leyendo porque vamos hablar de eso que estamos deseando de hacer y aún no podemos, el sacarlo de paseo.

Los cachorros no pueden salir a la calle hasta que no se complete su calendario de vacunaciones. Eso es muy importante porque su salud es la que corre mucho peligro.

Partimos del hecho que el cachorro habrá llegado a tu casa más o menos con 3 meses, los meses recomendables a que estén con su madre. A los dos meses de edad habrá comenzado a recibir sus vacunas, si cuando ha llegado a ti aún no tiene ninguna vacuna puesta, no te alarmes, no pasa nada pero se hará un poquito más larga la espera.

Es el propio veterinario quien te recomendará como poner las vacunas, en que orden y en que plazos. Son una serie de vacunas, unas obligatorias y otras voluntarias que hará que tu perro sea un perro sano.

El perro no debe de salir a la calle hasta que no esté vacunado totalmente y es la vacuna de la rabia la última en ponerse, allá sobre el 4º al 6º mes, dependerá de cuando se comenzó a vacunar.

¿Ya tiene tu perro todas las vacunas? Pues perfecto, ya puedes salir con él. Primero paseos cortos, bien atado y que se vaya acostumbrando a los ruidos y el entorno. Que se vaya familiarizando con todo. Recuerda siempre llevar bolsas para sus excrementos y golosinas.

Pregunta típica de quienes tienen cachorro sin terminar de vacunar y tienen que sacarlos a la calle para ir al veterinario. Sin problemas pero con precaución. Siempre llevando al perro en brazo o en trasportín. Si solo tenemos la opción de llevarlo andando, lo haremos con cuidado de no pasar por zonas donde hayan estado otros perros, no dejaremos que nuestro cachorro huela ni se acerque a ningún pipí o caca que haya en la calle y por supuesto no lo dejaremos que coma nada del suelo.

Una vez que termine la visita veterinaria, para casa del tirón y sin perder mucho tiempo. Intentaremos que no se acerque a ningún perro, al menos hasta que las vacunas estén todas puestas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*