Cuando un perro pasa hambre

Los motivos por los que un perro se lame la zona anal

Hay que saber distinguir cuando un perro tiene hambre y cuando no. Un perro siempre pide de comer, es instinto adquirido. Lo han heredado de sus instintos mas primitivos, comer todo lo que se pueda para cuando no hay comida, como los lobos.

No obstante hay una cosa que nos indica cuando un perro tiene hambre o está pasando hambre.

La delgadez es un síntoma que nos indica que un perro está pasando hambre. Un perro que esté alimentado con menos comida de la que debiera, se quedará delgado. Las costillas se les marcará en su cuerpo. A veces no se trata de cantidad sino de calidad en la comida. Si tu perro se queda delgado, cambia de pienso o aumenta la dosis.

Un perro que nos ladre, nos llore o nos monte un espectáculo que tras dar comida desaparece, puede que tuviera hambre. Simplemente tenemos que observar un poco si nos lo  hace muy a menudo o simplemente en momentos puntuales. Si lo toma por costumbre, nuestro perro nos está demandando comida que no necesita y no tiene hambre. Si lo hace en momentos concretos, es que realmente tiene hambre y deberíamos de, o bien poner una comida mas o aumentar la dosis de las que ya tiene asignada.

Si ves que tu perro va y bien a su comedero y mete el hocico, puede que esté buscando comida y por lo tanto nos puede estar indicando que tiene hambre. Igualmente, habrá que comprobar que aumentando las dosis de comida, eso desaparece.

Lo dicho, un perro come cada vez que puede y son muy pocos los perros que controlan la comida y son capaces de racionárselas. En casa tenemos un claro ejemplo con Nala. Nala siempre tiene hambre, le llenes el comedero las veces que se lo llene, se lo comerá. Si le intentas dar de comer una vez al día como es lo mas normal en un perro adulto, lo engulle todo del tirón y luego se lleva todo el día pidiendo mas.

Con Nala hemos conseguido marcar unas pautas mas o menos coherentes para que esté bien alimentada y a su vez no pase ni hambre pero que tampoco nos pasamos con las dosis de comida.

Le damos de comer tres veces, repartiendo entre esas tres veces la dosis diaria de comida que por el pienso que le damos, la raza a la que pertenece y la edad que tiene, le corresponde.

Al darle tres veces de comer al día, repartimos la comida en tres momentos por el cual, los momentos de ansiedad de Nala desaparecen. Come muy rápido, para ello le ponemos el comedero en alto para que le cueste trabajo comer y así lo haga mas despacio.

Cada perro es un mundo y tu tienes que descubrir cual es la mejor manera para darle de comer. Hay perros que con una sola vez al día se sienten bien, llenos, satisfechos y no te piden comida en todo el resto de día. Otros perros por el contrario no es así. Para perros que necesitan de comer en mas momentos, hay que distribuirle la comida en varias tomas para que no pasen hambre ni tengan ansiedad.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*