Displasia de cadera

Displasia de cadera

De vez en cuando hemos hablado de la displasia de cadera en los perros pero no nos hemos detenido en ella como para ampliar un poco más la información.

La displasia de cadera es una alteración que se produce entre el fémur y la cadera. El rozamiento contínuo hace que se lesione el cartílago y todo deriva en artrosis. Hay que decir que la enfermedad aparece en perros muy jóvenes, incluso a veces comienza a manifestarse siendo aún unos cachorros.

Es una enfermedad hereditaria y aunque la suelen sufrir los perros de tamaño grande, los demás perros, lo de tamaño pequeño o mediano, no quiere decir que se puedan librar de esta enfermedad. Se le puede desarrollar a cualquier perro, sea cual sea su tamaño.

Las primeras manifestaciones será que el perro juega menos, se sienta más, no es tan activo.

Cuando anda, nos podemos dar cuenta que las patas traseras se mueven muy juntas incluso pueden llegar a cruzarse.

A lo primero no hay dolor, luego si aparece el dolor y comenzarán las cojeras para evitar el dolor.

Lo que hay que tener claro es que ante la más mínima sospecha de displasia de cadera en nuestro perro, hay que llevar el perro al veterinario para que lo explore físicamente, le haga RX e incluso le puede hacer resonancia. Nuestro veterinario nos dará un diagnóstico que puede ir desde ausencia o libre de displasia hasta displasia severa. Hay muchos grados así que la vista al veterinario , no solo es importante para saber si el perro tiene la displasia de cadera sino para saber en que grado para saber los tratamientos.

La importancia de llevar pronto al perro al veterinario es porque si se coge a tiempo la displasia, con una cirugía se puede corregir la posición de la articulación, e incluso prótesis de cadera.

Si ya no cabe la posibilidad de operación, siempre quedan los tratamientos de antiinflamatorios y condroprotectores para el dolor y frenar la enfermedad.

A partir de su diagnóstico, con tratamiento, dieta, ejercicios adecuados y si podemos, sesiones de rehabilitación, el perro puede llevar una estupenda vida.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*