El arenero de los gatos

Artemiso

Los gatos son mascotas muy inteligentes, intuitivas, y aprenden muy rápido.  El que usen su caja de arena no será mucho problema, siguiendo unas pautas, tu gato aprenderá de momento a usar el arenero.

Si tu gatito ha llegado a casa mediante una camada que ha tenido tu gata, no hay problemas porque tu gatito aprenderá a usar la caja de arena imitando a su madre. Son grandes imitadores y en este punto no tendremos problemas.

Si tu gato llega a casa siendo un gatito pequeño, hay que seguir unas pautas para que aprenda a usar el arenero.

Lo primero que tenemos que hacer es usar como arenero una caja baja o la tapadera de una caja, por ejemplo la de unos zapatos.

En esa caja ponemos una pequeña caja de arena y la colocaremos lo mas alejada posible del lugar donde tenga su comedero y su bebedero.

Los gatos son animales muy limpio y no les gusta tener la arena cerca de su comida, así como, no le gusta tener su arena sucia y a veces, se niegan a usar la arena si no está limpia.

Tras llenar la tapadera de cartón con arena, la colocaremos en un lugar, un rincón tranquilo y llamaremos al gato, y tocaremos nosotros la arena con nuestro dedo, a modo de juego. El gato entrará en la arena y automáticamente la estrenará. Una vez que esté marcada con su olor, ese será su lugar.

Al par de días, se puede cambiar la caja de cartón por la caja de plástico y se la colocaremos en el mismo lugar. Usaremos una caja nueva, no una gata que ya esté usada por otros gatos.

Si nuestro gato es muy tiquismiquis, necesitará de dos areneros, uno para sus pipís y otro para sus caquitas.

SI hay mas de un gato en la casa, es conveniente tener al menos dos areneros o mas.

SI nos centramos en cajas de arenas, las hay de muchos tañamos, colores y materiales. Desde las cajas de cartón desechables, las de plásticos que pueden tener o no tener techo, hasta las eléctricas que se limpian solas.

Como arenas para gatos están entre las mas comunes de la Archilla, la arena aglomerante y la de materiales reciclados.

La limpieza de las cajas de harinas se debe de realizar a diario de manera superficial y mas a fondo una media de 1 vez a la semana.

No usar amoniaco en la limpieza de las cajas de arena, es mejor jabón y agua o como mucho, cloro para desinfectar. Hay en el mercado bastantes productos para los areneros, tales como desinfectadores, ambientadores, antiparásitos etc. En cualquier tienda de animales los encotrarás.

Y por último, si tu gato no está usando la caja, lleva al gato al veterinario, la gran mayoría de las veces que un gato no hace sus cosas dentro de la caja y si fuera, tras ese hecho hay un motivo médico así que lo mejor es una visita al veterinario.

2 comentarios sobre:
“El arenero de los gatos”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*