El cambio de arena de los gatos

El arenero para los gatitos

Hoy nos vamos a centrar en la arena de gatos. Hace poco me preguntó una chica que tipo de arena usábamos en casa porque ella no paraba de comprar diferentes arenas y notaba que a su gato no le hacía gracia la arena y no sabía ya cual comprar. Ese es un tremendo erros, estar cambiando constantemente de arena hace que el propio gato termine rechazando su propio arenero y termine haciendo sus necesidades fuera de él.

A los gatos no le gustan los cambios y entre ellos está el tipo de arena. No debemos de estar cambiando las marcas de arena constantemente porque los gatos lo notan y les crea stress y rechazo. Si vemos que un tipo de arena que usamos, a nuestro gato le gusta y la usa, no tentemos la suerte ni intentemos cambiarla.

Solo si vemos que es necesario el cambio por ejemplo porque veamos que al gato no le gusta. Hay varias texturas de arenas y no todas les gusta a nuestro gato. De pronto, dejan de suministrar esa arena, evidentemente no tendremos más remedio que cambiar a otra, o por precio. Solo si es realmente necesario, haremos cambio.

Debemos de evitar comprar arenas perfumadas, es mejor una limpieza de caja y una limpieza de arena más frecuente.

Si por cualquier motivo, tenemos que cambiar de tipo de arena, hay que hacerlo con cabeza.

Los cambios de arenas de una marca a otra hay que hacerlos de manera gradual. Para ello, cada día iremos agregando arena de la nueva a la caja de arena existente, después de haber retirado los excrementos con la paleta. Ir agregando poco a poco, el primer día un poco, el segundo día un poco más así sucesivamente.

Cada día iremos agregando un poco de arena de la nueva que se mezclará con la vieja.

Cuando veamos que ya la caja contiene solo arena de la ultima marca, es cuando procederemos a la limpieza a fondo del arenero que yo al menos recomiendo hacer 1 vez a la semana.

Otra opción es poner un segundo cajón con arena nueva y que el gato siempre tenga su primer cajón con la arena antigua y otro cajón con la arena nueva. De esa manera se irá familiarizando poco a poco y el stress es menor.

Una cosa tan tonta como es el cambiar de una marca de arena a otra, puede ocasionar stress al gato y rechazo a su arenero o cajón, lo que conlleva el que haga sus necesidades por cualquier rincón de casa.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*