El celo de las gatas

¿Se puede educar un gato?

El celo de las gatas es difícil de controlarlo porque no hay unas pautas que las rijan a todas las gatas por igual.

Lo que si es mas o menos igual para todos las gatas es que sobre los 6 meses tendrán su primer celo. Exactamente entre los 4 y los 10 meses tendrán las gatas el primer celo y dependerá de la raza. Las razas de pelo corto tienen su primer celo a edad mas temprana y las razas de pelo largo tienen el primer celo a edad mas tardía.

Para que una gata entre en celo tiene que cumplirse 12 horas de luz solar, por lo tanto, son los meses de primavera y verano los meses en los que las gatas tendrán mas cantidad de celos.

En ese periodo estacional, las gatas tienen un celo tras otros. Un celo le dura unos 6 días, pasa unos 14 días y vuelve a tener otro celo en caso de no haber embarazo.

Las gatas no sangran como las perras pero se les nota el celo de otra manera. En la primera fase se muestran mas cariñosas y se nos refriegan mas. En la segunda parte comenzarán a maullar llamando a los gatos y orinarán por todos lados para marcar el olor.

En casa no hemos sufrido los celos de las gatas. Hay dos hembras y ambas fueron esterilizadas desde muy pequeñas. Eso de que una gata tiene que tener una camada al menos antes de esterilizar es un mito que no se sostiene científicamente.

Una esterilización a tiempo es beneficioso para ambas partes. A la gata le vamos a dar mejor vida, no tendrá cambios hormonales cada dos por tres, no padecerá los celos, no tendrá camadas de gatos no planificadas y sobre todo le evitaremos muchas enfermedades.

Para nosotros, la tranquilidad que nuestra gata no se escapará en busca de macho,  el no tener en casa camadas de gatos no deseadas, y sobre todo no padecer el comportamiento de una gata en celo que se ponen muy pero que muy pesadas, ya no solo con el flote que se mete con todos y todo sino por sus maullidos, olores de pipí por todos lados etc.

Y tu, tienes una gata, la tienes esterilizada? Como sobre llevas los celos de tu gata?

1 comentario sobre: “El celo de las gatas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*