El chequeo geriátrico

perro anciano

Asociamos la palabra geriátrico a nuestros ancianos pero nuestras mascotas también se engloban en ese termino.

Toda aquella mascota mayor de 8 años, ya sea perro o gato, es ya un animal senior y por lo tanto, es una mascota que tiene que tener un chequeo para certificar su estado de salud y así poder darle una digna vejez.

¿En que consiste un chequeo geriátrico? Pues un chequeo geriátrico consta de varias pruebas que os voy a enumerar y explicar. Algunas pueden variar de un centro veterinario a otro pero mas o menos son estas las pruebas que me gustaría que tuvierais en cuenta por si algún día os lo proponen para vuestra mascota, ya sepáis de ante manos que es lo que le van hacer.

Lo primero son una serie de preguntas a nosotros, los propietarios del animal donde nos preguntarán datos sobre nuestra mascotas así como alimentación, ejercicios y enfermedades.

Luego la mascota pasará unas horas en el centro veterinario con o sin nuestra presencia donde se le hará al animal una serie de pruebas entre las que destacamos:

Una analítica que tendrá una parte de Bioquímica donde se comprobará el funcionamiento del organismo de manera general donde se diagnosticará posibles enfermedades de riñón, páncreas hígado etc. Una parte de hemograma donde se diagnosticará posibles patologías como anemia, infecciones, parásitos o alteraciones en la sangre. Y por último un electrolitos donde se comprobará y valorará el estado de hidratación del animal.

A parte de la analítica citada se hará un electrocardiograma que como su nombre indica se mirará el ritmo cardiaco.

La siguiente prueba podría ser una medición de la presión arterial donde se comprobará la tensión de nuestra mascota.

Se puede seguir con un estudio radiológico donde se mirará el tórax, abdomen, columna, extremidades entre lo mas importante, pudiendo llegar a mirar mas partes si el veterinario lo estima oportuno o si la raza en cuestión tiene como antecedentes el presentar anomalías en otras partes. En esta valoración se mirará problemas cardiacos, pulmonares, óseos, articulares etc.

Análisis de orina con revisión urogenital y exámen fecal.

Exámen físico con revisión oftalmológica , revisión dermatológica, revisión bucal, revisión cardiorespiratoria , revisión neurológica y revisión músculo esquelética.

Se termina con un control del peso.

Como habéis comprobado, se trata de un exámen muy completo que se puede prolongar a las dos horas perfectamente y que obtendremos de él un resultado muy completo de cómo se encuentra nuestra mascota y en caso de presentarse alguna enfermedad, tratarlas de manera concreta para dar a nuestra mascota en su última etapa de vida, una calidad de vida buena.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*