El comportamiento de la iguana

EL comportamiento de la iguana

Vamos a seguir hablando de las iguanas, y mas concretamente de su comportamiento.

Las iguanas, por regla general, son animales tranquilos pese a ser lagarto.

La iguana verde es muy fácil de domesticar si se le acostumbra desde pequeña a estar entre nuestras manos, a cogerla, pasearla, acariciarla etc.

Por ello, siempre se recomienda el adquirir una iguana cuando es aun bien pequeña para que crezca a nuestro lado y nos pierda el mido.

Ante la duda de si macho o hembra, siempre os recomendaré hembra por varias razones. La primera es que si mas adelante queremos tener una segunda iguana, tendremos el poder de elegir otra hembra y así tener dos hembras o elegir un macho y así tener la pareja. Si tuviéramos en casa un macho, no podríamos traer a otro macho porque los machos son muy territoriales y muy agresivos al respecto. Por lo tanto, si tuviéramos un macho, solo tendríamos la opción de una hembra y ya sabemos lo que pasa con la pareja…. Siempre recordar los tamaños mínimo de los terrarium por cada iguana.

La segunda razón es porque las hembras son mas dóciles que los machos, los machos son mas agresivos.

Sobre el carácter de la iguana, si ha crecido con nosotros, poco a poco se hará a nuestra compañía y no nos tendrá ningún miedo, e incluso nos lamerá con su lengua, que a parte de usarla para explorar el medio ambiente, la usa para demostrar que está relajada y no se siente amenazada. Si por el contrario, en vez de sacar la lengua y lamernos, nos mueve la cabeza de un lado a otro, nos está indicando que no nos acerquemos mas que estamos invadiendo su espacio y se están enfadando.

Cuando una iguana extiende su papada está dando a entender que está enfadada o se siente acosada, extender la papada es para aparentar ser mas grande. En otro momento en el que una iguana extiende su papada es cuando toma el sol

Una iguana enfadada o asustada puede morder, arañar o pegar con la cola a modo de látigo.

Tanto con los dientes como con las garras nos puede hacer heridas muy fea que hay que desinfectarlas de inmediato.

Con la cola nos dará un latigazo que nos picará bastante, tiene mucha fuerza moviendo esa cola.

Las iguanas machos en época de apareamiento, se mostrarán muy agresivas si no tiene una hembra cerca con la que aparearse.

Pero por regla general, las iguanas son animales tranquilos, animales que se acostumbrarán pronto a nosotros si las tenemos desde pequeñas y si desde pequeñas las tratamos de manera cercana.

Siempre que manipulemos a una iguana hay que lavarse muy bien las manos. Sobre las enfermedades que nos puede contagiar hablaremos en otro momento.

Imagien vista aqui

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*