El cuidado de los cachorros

El cuidado de los cachorros

Como ya os comenté en la entrada anterior, Nala ya tiene a sus cachorros. El cuidado de los cachorros en estos primeros días depende totalmente de la madre pero nosotros tenemos que estar pendientes a ellos.

Los cachorros aun no tienen los ojos abiertos y tampoco andan. Se mueven por la paridera donde los tendremos durante bastante tiempo para tenerlos controlado, arrastrándose.

A veces se desorientan y se pondrán a llorar porque no localizan a la madre. Hay perras que cuando escuchan a sus cachorros protestar se ponen nerviosas , como el caso de Nala, y tenemos que estar pendientes para que cuando eso ocurra, le acerquemos al cachorro.

No hay que tocar mucho los cachorros. Hay madres que si el cachorro pierde su olor porque lo hemos manoseado mucho, los puede rechazar, así que tocar a los cachorros lo menos posible.

Los cachorros en estos días solo comerán y dormirán. No suelen hacer gran cosas. Aun son muy pequeños y ya tendrán tiempo de hacer muchas mas cosas.

Los cachorros si tienen frío se mantendrán cerca de la madre que les dará calor pero si tienen calor, como por ejemplo ahora que es verano, una vez que han terminado de mamar, se irán a dormir lejos de la madre y de los hermanos para no darse calor unos a los otros.

La madre estará pendiente a ellos pero nosotros tenemos que estar pendientes a todos. Hay que controlar que ningún cachorro se quede debajo de la madre porque puede morir asfixiado. Hay que controlar que todos comen y que pillan bien la teta. Hay cachorros mas torpes que se ponen a chupar en lo primero que pillan y eso no les da comida y ellos como si nada. De estos 5 hay uno mas torpón que hay que ponerlo directamente en el pezón sino no come, evidentemente es el mas pequeñajo de tamaño.

No hay mucho mas que decir en estos primeros días, que la mamá esté tranquila, que no la toquen mucho y mucho menos a los cachorros y vigilar que todo vaya bien y no haya imprevistos raros.

Mañana hablaremos de como tendremos que estar pendiente de la madre y qué cosas hay que controlar y vigilar.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*