El embarazo psicológico

El resfriado de nuestras mascotas

Muchas veces hemos oído aquello de “mi perra ha tenido un embarazo psicológico”

¿Realmente sucede? Pues si. Una perra puede llegar a tener perfectamente un embarazo psicológico y de confirmarse, hay que tratarlo.

Un embarazo psicológico no es debido a que nuestra perra se ha vuelto loca. No, es mucho mas complejo y llamativo.

A lo que llamamos embarazo psicológico es en realidad una pseudogestación y pese a que durante mucho tiempo se ha estado considerando como una enfermedad, realmente es un mecanismo de supervivencia que se presenta en algunas perras y que le viene genéticamente de sus ancestros de cuando vivían en plan salvaje y en comunas y una perra sin cría cuidaba y amamantaba las crías de otras perras mas fuertes y dominantes que salían a cazar.

La pseudogestación se presenta cuando ha pasado entre 6 y 14 días del celo de la perra y que la perra no haya sido montada por ningún macho.

Nos daremos cuenta porque nuestra perra comenzará a tener síntomas de embarazada,  aumentará de peso, se inflamará la barriga, se lamerá las mamas etc.

Si vemos que la perra se comporta de manera antisocial, que comienza a tener las mamas muy inflamadas y que apenas come porque se queda metida en el nido que ha elegido, hay que llevarla al veterinario para que la trate.

El tratamiento es collar isabelino para que no se lama las mamas y así no aparezca la producción de leche, si la perra está agresiva, le recetará algo para que baje su agresividad y sobre todo un tratamiento para que se le baje la producción de la prolactina, una  hormona.

Si la perra es reincidente, es mejor esterilizarla para no causarle mas daño.

Las perras sufren con un embarazo psicológico igual que con un parto normal y encima no tienen cachorros. Es un poco traumatizante porque en la antigüedad, estas cosas pasaban y aunque no tuviera cachorros, siempre había cachorros que mamaran de su mamas, ese era el fin, pero ahora, ahora no hay cachorros de otras perras a las que cuidar y la perra puede quedar muy tocada.

Lo que yo recomiendo es, ante los primeros síntomas y duda si hay embarazo o no, consulta al veterinario y que haga una ecografía. Si hay cachorros en el útero, no pasa nada, en caso de no haber cachorros y confirmarse que  es una pseudogestación, administrar el tratamiento lo antes posible.

Y tu perra, ha tenido alguna vez un embarazo psicológico?

2 comentarios sobre:
“El embarazo psicológico”
  • mi perrita yorkie tuvo un embarazo psi. y todos mis amigos se reian hasta que le explicaba. la esterilizamos luego yn ahora tiene doce anitos y esta bien. tenia todos los simtomas a los que os referis.
    gracias.

    • Por desgracias se siguen riendo porque realmente desconocen el trasfondo de la cuestión, me alegro por tu decisión de esterilizarla y me alegro aun mas que esté perfectamente

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*