El estres de los gatos

¿Por qué duermen tanto los gatos?

Los gatos son animales que sufren de estrés de una manera muy fácil.  Al ser animales de rutinas, cualquier variación o alteración les puede provocar estrés.

Hay veces que podemos evitar el provocarle ese estrés como por ejemplo si el estrés se le va a ocasionar porque vamos hacer obras en nuestra casa, trasladaremos al animal a una casa que conozca con gente que conozca, unos días. Si es estrés se le va a ocasionar porque vamos a introducir en el hogar un animal nuevo, hay que hacerlo con tacto y poco a poco.

Pero hay momentos que no controlamos, como la llegada de un bebé, como una mudanza de improvisto o un viaje.

Para que nuestro gato tenga el menos estrés posible hay que mimarlo y darle atenciones extras.  Hacer que tenga un rato de juegos para que queme energía y otro rato donde lo acariciemos y relajemos.

Lo que nos indicará que nuestro gato tiene estrés es su cambio de actitud y comportamiento. Nos podrá empezar a arañar zonas a discreción por toda la casa, dejando señales verticales bien visible. Otro síntoma de estrés es el comenzar ha hacer sus necesidades fuera de la bandeja de la arena. El orinar en forma de spray en diversos rincones de la casa es otro síntoma de estrés. El que el gato se acurruque mucho tiempo , aislado y escondido o si de lo contrario, pasa a ser un gato muy cariñoso, mucho mas que antes, también son síntomas de gato estresado.

Primero intentaremos ayudarle de manera casera, como os he comentado antes, primero hacer que tenga momentos de juego donde corra y salte y juegue para que queme energía y luego , tras el juego, un rato de caricias donde arrascaremos y masajearemos a nuestro gato para relajarlo.

Si vemos que durante un tiempo prudencial de una semana mas o menos con la misma rutina, el gato sigue con el mismo comportamiento, lo tendremos que llevar al veterinario para que descarte otro tipo de enfermedad y en casos muy extremos, medicar al gato.

Un gato con estrés puede llegar a dejar hasta de comer y beber y se nos puede morir así que si vemos que no podemos ayudarle nosotros, tendremos que poner a nuestro gato en manos de un verdadero experto que nos de unas pautas mas amplias que las que yo os acabo de dar.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*