El gato reconoce tu voz pero te ignora

El gato reconoce tu voz pero te ignora

Hace unos días hablamos sobre la obediencia de los gatos y que eran incapaces de obedecer. Algunos me habéis dicho que llamáis a vuestro y ellos vienen, que vuestros gatos si os hacen caso cuando lo llamáis. Otros me contáis que no hay manera de que vuestro gato acuda cuando lo llamáis.

A ver, mis gatos también vienen cuando los llamamos, no siempre, pero si la gran mayoría de las veces. Y no es porque mis gatos sean educados y obedientes sino porque los gatos saben distinguir las voces de los humanos y por lo tanto, si lo llama una voz que tiene reconocida, y sobre todo al gato le da la gana, acudirá cuando lo llamemos.

Es muy importante entender dos cosas, el gato si reconoce nuestra voz pero el gato acudirá a nuestra voz cuando el gato quiera venir.

Nos ignoran, es la pura verdad, de ahí a que se hayan ganado los gatos la fama de ser animales muy interesados y que solo se acercan a nosotros cuando quieren algo o nos necesitan para algo.

Cuando llamamos al gato, girará las orejas, incluso puede que gire la cabeza en dirección a donde estemos nosotros llamando, pero si no está por la labor de moverse y de acudir a la llamada, no lo hará.

Y a veces necesitamos llamar al gato y necesitamos que acuda, bien porque necesitamos darle algo o bien porque necesitamos saber que esta bien o por cualquier otro motivo, a veces llamamos y nada, no hay manera de que aparezca o de que venga.

Resumiendo, el gato nos está escuchando y sabemos que no viene porque no le da la gana, porque nos ignora. Necesitamos llamarlo y que venga, lo necesitamos bien porque vamos a darle alguna medicación, o porque vamos a salir al veterinario o por cualquier otro motivo, lo llamamos y no vienen, pues ahora es cuando hay que pasar al plan B, el que nunca falla.
Comida y comedero, es echar comida en el comedero y acudir corriendo sin perder un segundo.

Nosotros, dependiendo de quien queremos que venga hacemos cosas diferentes. Si queremos que venga Luna, lo tenemos claro, no hay manera, ella siempre está en el dormitorio de Adrián, solo hay que ir por ella.. Si queremos que venga Pukka, solo hay que llamarla, ella viene de momento y acude a cualquier persona que la llame. Si queremos que venga Otto y Abby, lo llamamos, si vemos que no acuden, ponemos algunos granos de pienso sobre el comedero metálico y al sonido, acuden del tirón. Si queremos que venga Artemiso, solo hay que hacer ruido con la puerta que sale al huerto, le encanta salir fuera y acudirá de momento.
Si los llamas vienen, si quieren, y si vienen es porque te han escuchado y te han reconocido, ah, y porque le ha dado la gana de venir, jeje, no te enfade con él, son así todos!!!!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*