El gato tricolor

El gato tricolor

Cuando Luna y Artemiso eran pequeños eran muy frecuente sus visitas al veterinario. Ya de adulta las visitas se reducen bastante. Recuerdo que para no liarla mucho y al tener el veterinario muy cerca, llevaba un día a uno y otro día a otro. Siempre me llamó la atención que cuando llegaba con Artemiso me decían, vamos a ver si es machote o hembrita pero cuando llegaba con Luna directamente me decían , vamos a ver a esta gatita linda. Siempre daban por hecho que Luna era hembra y un día lo pregunté. Me dijeron que sabían que era hembra porque era tricolor. Todos los gatos tricolor son hembras. Me quedé con la boca abierta. Esta mañana he soltado en una conversación esa misma frase “ los gatos tricolor son hembras” y de ahí la entrada de hoy.

Lo primero que hay que decir es que aunque nos resulte que hay muchos colores de gatos, solo hay tres colores, el blanco, el negro y el naranja, y el combinado en sus múltiples tonalidades,  da lugar a todos los pelajes de gatos que conocemos.

El color blanco va en un gen independiente, no va ligado al sexo como el color negro y el color naranja. El color negro va en el cromosoma X y el color naranja va en el cromosoma X, si si, he dicho los dos el cromosoma X por ello, partiendo del hecho que una hembra es XX y un macho es XY, los machos solo tendrán color negro o color naranja, y las hembras si pueden tener los dos colores, negro y naranja. El color blanco, al no ir ligado a los cromosomas sexuales, estará o no estará.

Por esta regla de tres podemos decir con total rotundidad que todos los gatos tricolor ( negro, naranja y blanco ) son hembras pero yo voy a ir un poco mas allá. Cabe la remota posibilidad de nacer un macho tricolor por una anomalía cromosómica llamada Síndrome de Klinefelter. Es una anomalía cromosómica por la que el gato macho nace con tres cromosomas sexuales ( XXY ) Estos gatos, muy difíciles de que nazcan así porque nacen en un porcentaje muy bajo, son gatos que nacen estériles por culpa de esa anomalía cromosómica.

¿Curioso verdad?  Y tú, ¿Conoces alguna curiosidad sobre los gatos?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*