El lomo erizado en perros y gatos

Lomo erizado

Tantos los gatos como los perros erizan sus pelos, en el caso de los gatos, erizan por completo su pelo y en el caso de los perros, solo eriza la parte del lomo.

En ambos animales, el erizar el pelo es una autodefensa ante un peligro, ya sea persona, animal o cosa. Ellos solo sienten el peligro y de ahí erizar sus pelos para aparentar grandeza, y fortaleza.

Si nos hemos cruzado con un perro o con un gato , el cual, ante nuestra presencia eriza el pelo, lo primero que tenemos que hacer es comprender que estamos ante un animal enfadado o asustado, de ahí su pelo erizado y que está en posición de ataque,  la mayoría de las veces  lo hacen, cuidado.

No obstante, hay que tener precaución, por lo tanto, lo primero que debemos de hacer, con movimiento suave y lento, girar y ponernos de lado para que el gato o el perro vea nuestra parte más fina y delgada.

No miraremos a los ojos directamente, es como si lo estuviéramos retando a un duelo, y eso no es lo que queremos, lo que queremos es que se relaje y su pelo torne a su posición normal.

Si al ponernos de lado, y no mirarlos a los ojos, siguen en la misma posición tanto si se trata de un perro como si se trata de un gato, nos comenzaremos a alejar de él. Despacio, nada de carreras. Si echamos a correr puede que nos persiga, sobre todo si es un perro.

Recuerda, un gato eriza el pelo para asustar al intruso un perro se le eriza el pelo y está en posición de ataque. Mucho ojo y cuidado, sobre todo con los perros y más si no son nuestros.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*