El moquillo

Los áfidos

El moquillo es una enfermedad que puede a llegar a ser mortal para un perro. Una enfermedad que afecta principalmente a los cachorros, a simple vista es un simple resfriado pero es muy peligrosa. El moquillo es una enfermedad vírica, es decir, es una enfermedad que la causa un virus y afecta a los epitelios de varios órganos.

Comienza con los síntomas de un resfriado común, secreción nasal, tos y estornudos pero rápidamente evoluciona en forma de neumonía.

A partes de los primeros síntomas de tos, mocos y estornudos, puede aparecer secreción ocular, pérdida de apetito y hasta puede llegar a dejar de beber agua el perro.

El moquillo, al ser una enfermedad vírica, el virus se contagia entre perros, no se contagia a personas. Se contagia a través de la respiración y / o saliva.

Aunque no se trasmite a personas, si se puede contagiar a otros animales como los hurones, zorros etc, se les puede transmitir o ser ellos quienes la transmitan.

El moquillo no tiene cura, de ahí que siempre es de vital importancia no sacar al perro de casa hasta no completar el calendario de vacunaciones y es muy importante la vacuna contra el moquillo. A perro sano y fuerte a nivel inmunológico, puede batallar y hacer frente a la enfermedad pero es algo que son solo ellos y su sistema inmunológico los que pueden ganar la batalla, siendo la tasa de mortalidad muy elevada. Ante la más mínima sospecha, hay que acudir al veterinario y tras la confirmación del moquillo, solo queda tratamiento casi paliativo. Al no haber tratamiento específico para curar el moquillo, solo queda frenar las infecciones secundarios tales como la deshidratación, soporte nutricional, vitaminas y aportes para fortalecer el sistema inmunológico.

La vacuna del moquillo se pone a las 6 semanas, a las 9 semanas, a las 12 semanas y luego una vez al año.

Aunque son los cachorros los más propenso a contagiarse de moquillo, está demostrado que ningún perro está libre de caer enfermo con esta enfermedad cuando es adulto. Lo único que los protegen es una vacunación correcta.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*