El olor del hurón

El olor del hurón

Al tener un hurón en casa nos enfrentamos a un problema principal, el olor. Ya hemos hablado de los hurones y del olor que despenden pero hoy nos vamos a centrar en entender el porqué tendremos ese olor.

Cada hurón tiene un olor único que lo hace diferenciarse de otro hurón. Ese olor proviene de las glándulas que tienen por su cuerpo que desprenden una sustancia oleosa.

Al igual que en otros muchos animales, los machos huelen más fuerte que las hembras y los machos castrados huelen menos que los que no lo están.

Algunos alimentos que le demos en su alimentación hará que el olor sea aún más fuerte, como por ejemplo el pescado.

Bañar al hurón continuamente no hará que huela menos, todo lo contrario, haremos que las glándulas estén en una continua producción de sustancia oleosa.

El olor no solo está en el hurón en sí sino en todo aquello en lo que se postre, ya sean muebles, sofá, sillas, jaula ect.

Si el hurón se asusta o se excita, produce más olor a través de sus glándulas perianales. El olor de los muebles y objetos se elimina con agua y jabón.

Hay personas que piensan que con la extirpación de estas glándulas, el olor desaparecerá pero no es así.

Cada hurón es diferente y único en todos los sentidos, en el olor también. Habrá hurones que por su olor, será imposible vivir con él y habrá hurones que apenas huelen y ni se aprecia su identificación que es el olor que las glándulas desprenden.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*