El peligro de las ventanas en un piso

La vejez en los gatos

Hace tiempo que no recordamos los peligro que implica tener un gato en un piso. El peligro no está en el gato ni en el piso sino más bien en el comportamiento de nuestro gato ante las ventanas o balcones.

El gato es un animal curioso, es su personalidad y eso si que no lo vamos a cambiar. Lo que podemos cambiar son aspectos de nuestro piso para que el gato tenga el menor peligro a caer de una gran altura.

Por regla general no pasa nada, el gato controla muy bien sus movimientos y es un perfecto equilibrista pero siempre está ahí el riesgo.

En pisos de poca altura, no hay que temer mucho porque los gatos tienen la habilidad de mientras caen, coger postura para caer de la mejor manera posible y no hacerse daño.

El peligro está en piso altos, una caída a gran altura si le puede hacer mucho daño a nuestro gato, incluso puede morir en la caída.

Lo que se propone para reducir los riesgos es el tener las ventanas bien seguras para ellos. No podemos hablar de tener siempre las ventanas cerradas porque eso no es ni bueno ni saludable. Un piso cerrado, que no se ventile nunca o que no se abran las ventanas en verano con el calor, es algo impensable.

Por lo tanto hay que buscar otras opciones.

La mejor de ellas es el adaptar a nuestras ventanas mosquiteras que les impida a los gatos el salir fuera. Hay mosquiteras que ya se venden preparadas solo para encajar en nuestras ventanas, hay mosquiteras que se hacen por encargo y hay kit de mosquiteras para nosotros mismos ponerlas en nuestras ventanas.

Como siempre, el lado negativo del asunto, los gatos tienen uñas y pueden que en menor o mayor tiempo, terminen por hacer el hueco perfecto para conseguir su fin, el salir hacia fuera.

Para ello podemos poner, en vez de mosquiteras, cualquier otro material que sea más fuerte pero que por lo contrario, tiene un impacto menos decorativo en nuestra ventana.

Opciones muchas, todas las que queramos, lo importante es que nuestros gatos no corran el riesgo de caer desde la ventana a una gran altura.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*