El primer baño de Bianca

El primer baño de Bianca

Como todos sabéis, a los cachorros no se les debe de bañar hasta que el veterinario no lo indique. Suele ser a partir de la 3º o 4º vacuna. Bañarlos antes es peligroso porque pueden enfermar. En caso de tener que bañar al cachorro antes de finalizar esa primera etapa de vacunas, hay que hacerlo rápido, con agua caliente y luego secar muy bien al cachorro y a poder ser secar con secador o poner cerca de una fuente de calor para que no tenga frío.

Hoy ha sido el primer baño de Bianca. La vamos a poner guapa para la Navidad jeje. Ya Bianca a completado la primera etapa de vacunas y ya el veterinario nos dio permiso para poder darle el primer baño.

A los perros hay que ponerles un champú específico para ellos. Hay muchos tipos de champú dentro de los champú para perros. Los hay específico de cachorros, los hay específicos para ciertas razas que necesitan un cuidado mas especial con su pelo etc.

Nosotros nos hemos decantado por un champú especifico de cachorro pero dentro de la gama media. Bianca no tiene un pelaje especial que haya que cuidar con mucha atención.

Un champú básico porque está indicado para todas las razas y pelajes. Un champú normal que no llegó a 4 euros el bote de 250 ml y que dura bastante tiempo.

Es un champú extra suave con lanolina y biotina que les fortalecerá el pelo y aportará suavidad y brillo.

El bote es de plástico con un champú de color amarillo de la casa affinity. Su olor es suave, no huele a nada fuerte, como a flores pero muy suave el olor. Muy fácil de usar y de dosificar.

Para lavar a Bianca, siendo un cachorro y siendo su primer baño, hemos calentado un poco el cuarto de baño porque hace bastante frío.

La hemos humedecido con agua caliente, dado un buen baño con el champú y luego un buen aclarado con agua caliente.

No se ha portado nada de mal, le ha gustado bastante y ha estado todo el tiempo quieta. Si no te encuentras con la misma situación cuando te toque bañar a tu cachorro, necesitarás ayuda para que te sujeten al cachorro.

Tras el baño, se escurre bien el pelaje dentro de la bañera y se seca en profundidad con paños o toallas de algodón. Nosotros lo que hacemos es que las toallas viejas no las tiramos sino que las vamos guardando para los baños de los animales.

Una vez bien seca con la toalla, hemos pasado el secador un poco por el pelaje de Bianca para que recuperara el calor.

No ha sido muy complicado y Bianca ya está guapa y lista para recibir la Navidad.

Bianca está preparada y tu peludo? Está listo ya? Tienes alguna anécdota que contarnos sobre sus baños?

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*