El sueño de los gatos

el sueño de los gatos

A los gatos les encantan dormir, eso ya lo sabemos y hemos hablado mucho sobre ese tema. Hemos explicado aquello de los sueños largos y los cortos en alguna que otra entrada.

Los gatos, no tienen lugar fijo para dormir. Si es cierto que siempre andarán por algunos rincones que les gusten más que otros e irá rotando por ellos pero no suelen dormir siempre en el mismo lugar.

Los gatos, aun siendo gatos caseros y sabiendo que están seguros, su instinto no les hará bajar la guardia nunca, por ello siempre va alternando los lugares de descansos, para que no les sorprendan en el mismo lugar.

Suelen dormir en rincones que a veces nos resultan de los más incómodos pero para ellos no lo son.

Los gatos siempre buscarán lugares alejados, cálidos y lugares seguros para no ser atacados nunca.

Cuando llegan a un lugar con la intención de dormir, siempre suelen hacer lo mismo, primero llegan y se acomodan, permaneciendo un buen rato pendiente a su entorno por si hay algo que no le sea de su agrado y por consiguiente, cambiar de lugar.

Solo cuando esté totalmente seguro que el lugar elegido para dormir, es un lugar tranquilo y fuera de peligro, se recostará a dormir, bien en un sueño largo o en un sueño de los cortos.

Lugares como el interior de los cajones, de los roperos, de los muebles. Lugares como dentro de cajas, entre las estanterías, debajo del sofá. Lugares de los más raros, difíciles, y a veces para nuestros ojos, de los más incómodos.

Ellos son así felices y duermen tranquilo por lo tanto, ¿quienes somos nosotros para llevarles la contraria?

La foto que os comparto de Noa, la pequeña Noa le encanta estar en el despacho y nada mejor que las estanterías, entre los libros, a poder ser que le de los rayitos del sol para dormir tranquilamente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*