El transportín del gato

El transportín del gatoUn gato necesita siempre un transportín para cuando necesitemos sacarlo de casa, ya sea para sus visitas al veterinario o bien porque vayamos en el coche a cualquier lado.

Un gato siempre debe de ir en transportín cuando lo llevemos en el coche, por su seguridad y por la nuestra.

Si vamos a disponernos a viajar a través de alguna compañía de transporte, siempre hay que averiguar con antelación al viaje, la normativa que tienen con respecto al transportín del gato, tanto en medidas como en material.

En el mercado hay muchos modelos de transportín, tanto en colores, en formas como en materiales.

Os voy hacer un resumen de los que yo mas o menos conozco. En cuanto a materiales suelen estar los de rejilla, los de telas, los de PVC ( plástico ) y los de mimbre.

En cuanto a formas, los de rejillas suelen ser jaulas, los de tela suelen ser bolsos o mochilas. Estos suelen plegarse por lo que son ideales para luego guardarlos. Los de plástico suelen ser rígidos, tipo cajón, con puerta de rejilla y ventilación en la parte de arriba. Los de mimbre son los menos usados pero existen, suelen ser como tipo casas pero con puerta de rejilla.

Los transportines, todos, llevan asas para transportarlos. Algunos pueden traer asa bandolera para colgarnos el transportín, sobre todo los tipo bolso y mochila. Algunos suele llevar ruedas y los mas modernos son tipo Trolley.

Para transportar al gato de un lugar a otro, basta con cualquier de ellos. Para usar dentro del coche, deben de ser transportines con puntos de anclaje para fijar los cinturones del coche y queden inmovilizado ante cualquier choque o accidente.

Como hay de todos los gustos, colores, tamaños y formas, evidentemente también los hay de todos los precios. Hay veces que pagamos mas por una marca, por una forma o por un diseño en concreto mas que por el transportín.

A la hora de elegir un transportín, vamos a dejar un poco la estética a un lado y vamos a centrarnos en la comodidad del gato.

Un transportín debe de ser acorde al tamaño del gato, no puede ser ni pequeño ni demasiado grande. Debe de ser cómodo para moverlo, recordar que luego irá el peso del gato dentro y por último , tener claro si lo vamos a usar para el coche o no.

Los gatos salen menos que los perros, la gran mayoría solo salen de casa para ir a la consulta del veterinario así que tampoco necesitamos un transportín de último modelo, con que sea  cómodo para el gato, seguro y fuerte nos basta. Los que nosotros tenemos en casa son como los de la foto, pero todos en liso, unos son azules y otros verdes.

Y tú ¿qué tipo de transportín usas para tu gato?

Imagen vista aqui

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*