Hay que limpiar a fondo si nuestro gato tiene ácaros

Hay que limpiar a fondo si nuestro gato tiene ácaros

Si hemos descubierto que nuestro gato tiene ácaros en los oídos, no solo hay que acudir al veterinario para poner a nuestro gato en tratamiento sino que hay que hacer un poco de limpieza en nuestra casa.

Nuestro gato, como casi todos los gatos, se suben al sofá y se sube a nuestra cama. Hay que limpiar porque los ácaros se quedan ahí y aunque para nosotros son inofensivos, el gato puede volver a contagiarse a no ser que los eliminemos bien.

Si en nuestro sofá tenemos cubre sofá, ya sean fundas o mantas, la solución es bien sencilla. Hay que lavar en lavadora a la máxima temperatura que podamos. Una vez lavada las fundas o mantas, no nos podemos confiar porque los ácaros pueden sobrevivir a temperaturas inferiores a los 60 grados , así que si hemos lavado por encima de esa temperatura, perfecto, secar y volver a colocar. Si no hemos lavado por encima de esa temperatura porque nuestras fundas o mantas no lo permitan, hay que congelar. Si si, congelar, simplemente metemos la funda o manta en una bolsa y al congelador 24 horas. Los ácaros, por debajo de los 0 grados, no sobreviven. Luego toca secar y colocar.

Hacer la misma operación con la ropa de nuestra cama en caso que el gato tenga por costumbre acostarse en ella.

Si nuestra almohada es sintética, trataremos como hemos indicado antes, lavar a la temperatura mas alta que podamos y en caso que lo requiera , congelaremos.

Si la almohada es de plumas, la cosa cambia. Hay primero que lavar y luego hay que tratar con vapor porque los ácaros de las plumas son mas difíciles de quitar. Simplemente tendremos que aplicar vapor a la almohada, a máxima temperatura en caso que podamos regularla.

Una vez aplicado el vapor, a la bolsa y al congelador.

Si tenemos nórdico de plumas o un plumón, hay que tratar de la misma manera que he descrito con la almohada de plumas.

¿Qué pasa si no tengo máquina para aplicar vapor? No todo el mundo tiene en casa una vaporeta pero si tenemos en casa una plancha de vapor, intentaremos aplicar vapor con la plancha, el que podamos, por muy poco que sea, algo es algo. Lo suyo es una vaporeta y seguro que conocemos a alguien que tenga una y nos la pueda emprestar.

¿Qué pasa si no tengo congelador lo suficientemente grande como para meter una almohada, una funda o un nórdico? Seamos serio, para poder poner en el congelador de casa una almohada en el congelador, necesitamos tener un congelador grande tipo arcón y que esté vacío. Tampoco es algo que en todos los hogares exista. Pues si tenemos que saltarnos el paso del congelado , si o si porque no tenemos medios para hacerlo, habrá que lavar dos veces a máxima temperatura. Es decir, lavamos, secamos y volvemos a lavar y secar.

Si podemos de por medio aplicar vapor, estupendo. Con la vaporeta es simplemente aplicando vapor directamente. SI tenemos que recurrir a la plancha, siempre aplicando vapor pero si apoyar la plancha en la almohada o nórdico para que no lo estropeemos.

Parece una tontería pero los ácaros son muy resistentes y si queremos que nuestro gato no los vuelva a pillar, lo mejor es lavar todo lo que podamos para eliminarlos.

Me he centrado en sofá y cama pero hay que lavar todo lo que relacione al gato, cojines preferidos, su cama de dormir, mantitas si las tuviera, etc.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*