Joyas para tenerlos siempre con nosotros

anillo ceniza mascota

Cuando se nos muere una mascota hay que comunicarlo al veterinario donde tuviéramos por costumbre llevar a nuestros animales, así como comunicarlo en el ayuntamiento en caso de estar dado de alta en el censo de mascotas domésticas.

Por regla general, y por un precio razonable, el veterinario se hace cargo del cuerpo del animal y de su futura incineración.

Está totalmente prohibido y castigado con multa económica el abandonar a nuestra mascota fallecida en la vía pública (incluido el contenedor de la basura)

Ante la triste noticia del fallecimiento de nuestra mascota tenemos una opción mas que por ahora, y que yo tenga conocimiento, no está vigente en España pero es una moda bastante extendida en EEUU.

Se trata de convertir a tu mascota fallecida en una joya, ya sea un anillo, un colgante etc.

El procedimiento es tan sencillo como llamar a la joyería, y ellos se hacen cargo de todo, desde la incineración del animal hasta la entrega de la joya , una vez terminada.

Yo no soy partidario de este tipo de cosas, no me gustan , pero es algo muy personal y no dejo de reconocer que para  muchas personas que la pérdida de su mascota les puede resultar bastante doloroso, el tener esa joya les puede hacer sentir mejor, o no… sinceramente no l o sé. ¿Tú harías con tu mascota fallecida una joya? ¿Y luego la lucirías?

Como ya os he dicho, esta moda no está muy arraigada aquí en España pero hoy en día, mediante mensajería todo es posible y solo hay que buscar en Internet “joyería mascota” o “Joyerías cenizas mascotas” y te salen noticias pero también te salen las joyerías que se dedican a este tipo de joyas.

Hay empresas que se encargan de todo el proceso, incineración incluida pero hay otros que no, que tienes que entregar el animal ya incinerado para proceder a la fabricación de la joya.

Desde unos 100 dólares hay joyas, dependerá del tamaño del animal y dependerá del tipo de joya que se desee.

Me encantaría conocer vuestras opiniones, una joyería así en España tendría futuro?

Imagen

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*