La alimentación del diamante mandarín

Alimentación del diamante mandarin

Cuando vamos a una tienda de animales y pedimos comida para el diamante mandarín, siempre nos darán una caja de surtido de semillas para periquitos. Y bien, no está del todo mal puesto que el diamante mandarín es un animal granívoro y los preparados para periquitos se le ajusta bastante pero es del todo lo equilibrada que debe de estar. SI optas por la alimentación de periquitos, súmale siempre algo de alpiste.

Siempre es mejor que vayamos a una semillería y compremos las semillas por separados y hagamos nuestra propia mezcla.

Una alimentación mas correcta sería a base de mijo blanco, amarillo y en rama. También debe de tener lino, colza, cáñamo, y nigeriana.

Alguna que otra lombriz es bueno que le demos.

Algo de yema de huevo y fruta y verduras sería un aporte extra que siempre será bien recibido.

Las frutas recomendables son las naranjas, manzanas, peras, y dentro de las verduras recomendables, la zanahoria, espinacas, acelgas, pepino y col.

Hasta aquí muy bien pero ¿Cómo lo hago para alimentar correctamente a mi diamante mandarín?

Mi recomendación es mijo en rama para su alimentación y entretenimiento.

Una mezcla de 60% de alpiste con 30% de mijo y el 10% que resta entre lino, colza, cáñamo y nigeriana, en su totalidad o alguno de los que os nombro.

En cuanto a frutas y verduras se le dará como máximo 3 veces por semana y no de todo junto sino un poco de algunos frutos e ir variando.

Siempre deben de tener hueso de Jibia o huesos de calcio.

En época de cría hay que aportar pasta de cría así como huevos de hormigas y gusanos de la harina.

Algún que otro insecto y / o lombriz de vez en cuando como premio o golosina.

A modo de golosina de vez en cuando , yema de huevo, galletas, pan empanado en leche y granos germinados.

No se trata de tener a nuestro diamante mandarín siempre comiendo pero se trata de ir variando los componentes de la alimentación. Las semillas es lo que siempre deben de tener, lo demás , iremos alternando.

Imagen vista

2 comentarios sobre:
“La alimentación del diamante mandarín”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*