La cistitis idiopática felina

la cistitis idiopática felina

Una de las enfermedades mas frecuentes en un gato es la cistitis idiopática felina. Una enfermedad que origina hematuria, disuria, polaquiuria, obstrucción del urete y / o espasmos por dolor. Dicho de manera que lo entendamos,  encontraremos sangre en la orina del gato, vemos que tiene dificultad para orinar, estará constantemente lamiéndose la zona del orificio urinario y lo que mas llama la atención de los dueños, el gato comenzará hacer pipí fuera del arenero y donde le da la gana. No necesariamente un gato enfermo tiene que tener todos estos signos.

No se sabe como entra pero si se sospecha , cada vez mas, que está asociada al estrés.  No es que entre esta enfermedad por el estrés, sino que con el estrés se perpetúa la cistitis.

Con esto ya partimos que el tratamiento a seguir, por un lado está el farmacológico para la enfermedad pero también hay que buscar e identificar los factores del estrés.

Lo primero que debemos de hacer es llevar al veterinario al gato para que se confirme la enfermedad y se le comience a administrar el tratamiento.

A continuación hay que atender cuidadosamente al arenero. Hay que limpiarlo a diario, todo, retirada de arena y limpieza y hay que usar arena normal, nada de arenas perfumadas ni sílices.

Un gato de interior es el gato mas propenso a esta enfermedad porque es el gato que mas tiende al estrés. A un gato hay que dedicarle sus horas de juego, hay que variarle los juguetes para que no se aburra de jugar siempre con los mismos y sobre todo hay que evitar que caiga en la apatía. Toca estimularlos.

Los rascadores son unos maravillosos aliados, por un lado le proporcionamos a nuestro gato un lugar donde limarse sus uñas sin que lo haga en otros sitios pero a la vez le estamos proporcionando un perfecto sustituto de un árbol si el rascador es de diferentes alturas. Sitúelo siempre cerca de una ventana, así podrá asomarse y ver el exterior.

Hay que proporcionarle al gato abundante agua y si no bebe., hay que ayudarlo con jeringuillas si hiciera falta. Intentaremos por todos los medios proporcionarle dieta húmeda.

Como alternativa recomendable para un mejor tratamiento y una pronta recuperación se recomienda el uso de feromonas. Lo hay en spray y en enchufe. Es un aparato que va soltando feromona que hace que el entorno del gato sea tranquilo y por lo tanto, gracias a estas feromonas, al gato se le va quitando el estrés.

En resumen, si vemos a nuestro gato intranquilo, y sobre todo que hace pis en cualquier lugar sin que haya nada que lo justifique, la visita al veterinario debe de ser inmediata para confirmar la cistitis y comenzar el tratamiento lo antes posible.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*