La comunicación de los gatos

Lía, Zape y Zipi

Los gatos son fascinantes, y cuando tienes varios, como es nuestro caso, te das cuenta como se comunican contigo y como te demuestran su amor incondicional.

Cuando un gato va, y sin venir a cuento, te da un cabezazo, no te asustes, es una señal enorme de cariño, te está diciendo que eres muy importante para él, y de paso, te está pidiendo mimitos. No todos los gatos lo hacen, pero si la mayoría. En casa, nuestra Luna, cuando estaba aún con nosotros era la que más cabezazos metía, a veces te pillaba sin esperarlo y te asustaba pero no os imaginéis un cabezazo que duele, es más un choque para que las feromonas que los gatos tienen en la cabeza pasen a nuestra cabeza y así de paso nos marcan como de su propiedad. Actualmente, de los gatos que tenemos, quien más hace este gesto es Pukka.

Otra muestra de afecto que nos llama mucho la atención son los mordiscos. Pequeños bocados que nos dan, sobre todo en la nariz y en las manos. Son mordisquitos de amor que no duelen y que nos quieren decir con ellos que somos lo “más” Vuelve a ser Pukka la que más mordisquitos te mete.

El ronroneo es algo que todos los gatos hacen, hay gatos que ronronean más y otros que ronronean menos pero todos los hace y cuando están con ese ronroneo es porque están plenamente feliz y muy a gusto. Quien más ronronea es Buffy y la que menos ronronea de casa es Abby.

Que un gato se ponga boca arriba, con la barriga a tu disposición para que se la rasques, nos está indicando que se sienten protegidos y llama tu atención para que le hagas cosquillitas.

La que más se pone bocarriba es Lía, le encanta que le rasquen la barriguita.

De buenas a primera, se pone tu gato a lavarte como si de una cría suya fuéramos. Nos pueden lamer cualquier parte de nuestro cuerpo pero lo que más les gusta es lamer nuestro pelo, nuestras orejas y nuestras manos. En casa todos los hacen, no os puedo decir que unos más que otros porque todos nos lo hacen por igual.

El actor de amasar, cuando el gato se pone con sus patitas a amasar cualquier parte de nuestro cuerpo, es algo instintivo que tienen desde que nacen, amasan las mamas de su madre para sacar la leche y ese instinto se les queda. Cuando nos amasen nos están indicando que sienten un gran amor hacia nosotros.

Cuando tu gato se te quede mirando fijamente, obsérvale los ojos. Si su pestañeo es normal, simplemente nos observa. Si su pestañeo es lento, nos acaba de enviar un beso. Es súper tierno.

Si tu gato te busca para sentarse encima tuya para dormir, siéntete súper alagado. Los gatos siempre buscan lugares escondidos para dormir porque se sienten vulnerables en el sueño. Si duermen encima tuya es porque se siente muy protegidos por ti.

Y vamos a dejar por último la muestra de cariño que menos nos gusta en casa, sus trofeos. Los gatos son cazadores por muy domesticados que estén. Cuando cazan algo, siempre te lo van a traer para compartir contigo su trofeo. Siéntete orgullosa aunque en el fondo nos de asco ver lo que nos traen ( no entro en más detalles )

¿Te sientes identificado con algo o con todo de lo que te he contado? Pues tienes un gato tremendamente feliz.

2 comentarios sobre:
“La comunicación de los gatos”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*