La educación de un perro

Beagle

Una cosa es la educación que le debemos de dar a un perro y otra cosa es un adiestramiento. Los adiestramientos o adiestrar a nuestro perro para tareas concretas es una cosa, educar a nuestro perro es otra bien diferente.

Adiestramos a nuestro perro cuando les enseñamos comportamientos concretos como es el que obedezca cuando le decimos que se sienten, que se tumben, que acudan a nuestra llamada. Hay cosas mas avanzadas que se puede conseguir con un perro a base de adiestramiento pero a nivel casero, en el hogar y de manera cotidiana, suelen ser órdenes básicas.

Una correcta educación desde el momento que entra en nuestras vidas es la base para una perfecta convivencia.

Un perro que salta sobre las visitas, que tira de las correa, que ladra a desconocido etc. es un perro que no está bien educado. Un perro bien educado es un perro con buenos modales, que hace sus necesidades en su lugar,  que sabe convivir con el resto de la familia y / o mascotas, que no muerde, no tira de la correa, y así un largo etc.

A un perro se le debe de educar desde cachorro, como estamos en estos momentos haciendo en casa con Bianca.

Para educar a nuestro perro, nos debemos de olvidar de largas frases y muchas palabras, es mas importante pocas palabras y una entonación adecuada a cada momento.  Los perros son capaces de interpretar un gesto o tono de voz mucho antes que una frese o palabra.

A mas pequeño el cachorro, mas paciencia hay que tener. No hay que tirar la toalla, hay perros que se educan antes y otros que tardan un poco mas. Paciencia y castigo ( nunca físico) si hacen algo mal y premio ( golosina o caricias) si hace algo bien.

Tanto una cosa como la otra, siempre en el momento justo de hacerlo, mas tarde ya no vale porque el perro no recordará ni entenderá porque lo castiga o premias.

Lo mas básico que debe de aprender un perro para ser un perro educado es, a no morder cosas que no sean sus juguetes y huesos, a no hacer sus necesidades en cualquier lado, hay un horario y un lugar para ello. Hay que educarlo a usar el transportín y a viajar en coche en caso de que sea necesario por nuestra vida en general. Muy importante que aprenda a estar en el transportín, muy útil para las visitas al veterinario.

Tiene que aprender a no subirse encima de las personas, ni conocidos ni desconocidos, las cuatro patas siempre en el suelo.  Deben de aprender a no tirar de la correa y desde pequeños deben de aprender a que sus dueños y el veterinario lo manipulen, orejas, boca, barriga etc. sin que ello le resulte desagradable.

Un cachorro educado es a la larga un perro adulto educado, equilibrado y capaz de convivir con todos sin ningún problema.

Nosotros estamos en plena fase de educación con Bianca, nuestra Beagle de 4 meses y por ahora no estamos muy descontento, se muestra muy receptiva y está aprendiendo mucho. Y tu, estás educando a tu cachorro??? Cómo lo llevas?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*